Uruguay estudia regulación de actividad pública y privada de protección ambiental en Antártida

0
5

Uruguay estudia la ratificación de la adhesión al Anexo VI del Tratado Antártico que habilita implementar un protocolo de normas y procedimientos para actuar en casos de emergencia ambiental

indicó el secretario general del Instituto Antártico Uruguayo (IAU), Albert LLuberas.

Base científica antártica Artigas, de Uruguay

En diálogo con la Secretaría de Comunicación Institucional, LLuberas destacó la importancia turística que ha tomado esa zona que, según un informe brindado por la Asociación Internacional de Operadores Turísticos de la Antártida (Iaato por sus siglas en inglés), la cantidad de visitantes llegó a 38.478 en la temporada veraniega 2015-2016 y se calcula que pueden sumar 44.000 en la próxima.

Ante ello, Uruguay evalúa la adhesión firme al Anexo VI al Protocolo al Tratado Antártico sobre Protección del Medio Ambiente denominado “Responsabilidad emanada de emergencias ambientales”.

Esto apunta a los programas de investigación científica, el turismo y las demás actividades gubernamentales y no gubernamentales realizadas en dicha área. Incluye además a todas las embarcaciones privadas que ingresen en el área del Tratado Antártico.

El informe de la Iaato agrega que los niveles de las visitas han aumentado constantemente, en línea con las tendencias mundiales.

LLuberas destacó que esa asociación hace un manejo sustentable de la actividad turística, cumpliendo con todos los procedimientos de operación ambientalmente segura y eficiente en la Antártida.

Sin embargo, aclaró que existen otros operadores, incluyendo actividades individuales, que no forman parte de la Iaato. “Todas ellas requieren un permiso para desarrollar actividades en la Antártida”, subrayó.

Explicó, además, que para lograr expedir permisos para los uruguayos es necesario elaborar un protocolo junto con el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, la Autoridad Marítima Nacional, pretendiendo incorporar también  al Ministerio de Turismo como autoridades competentes  correspondientes en sus ámbitos.

“Este procedimiento está en proceso de discusión y elaboración”, adelantó el entrevistado. Existe un marco referencial a seguir, pero debemos establecer un marco regulatorio, agregó.

Agregó que el Gobierno uruguayo ya ratificó el protocolo original de protección de la Antártida, por lo cual es imprescindible contar con un procedimiento legal en caso de atentar contra cualquiera de los preceptos pactados por los miembros del Tratado Antártico, del cual Uruguay es uno de los 29 miembros consultivos entre los 52 adherentes.

La Iaato es una asociación fundada en 1991 que acompaña los objetivos de los países miembros del Tratado Antártico, que designa a esa zona como “reserva natural dedicada a la paz y a la ciencia”.

La Asociación está integrada por más de 100 empresas de Argentina, Australia, Bélgica, Canadá, Chile, Francia, Alemania, Italia, Japón, Países Bajos, Nueva Zelanda, Noruega, China, Rusia, África del Sur, Suecia, Suiza, Gran Bretaña, Estados Unidos y las Islas Malvinas, comprometidos en defender y promover la práctica de un viaje seguro y ambientalmente responsable a la Antártida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.