Una hoguera de 105 toneladas de marfil, guerra contra cazadores

0
26

Kenia ha declarado la guerra a los cazadores furtivos con la quema de 105 toneladas de marfil y 1,35 de cuerno de rinoceronte procedentes de la caza ilegal, que ha puesto en riesgo la supervivencia de loselefantes en África.

El de hoy es un día histórico, ya que nunca antes se había destruido una cantidad tan elevada de marfil en Kenia, que pretende reafirmar su compromiso para acabar con las mafias que trafican con el llamado «oro blanco» y que mueven cada año más de 200 millones de dólares (175 millones de euros) en todo el continente.

El presidente keniano, Uhuru Kenyatta, fue el encargado de iniciar la quema de las once pilas de marfil en el Parque Nacional de Nairobi, donde el año pasado ya se quemaron otras 15 toneladas como acto de protesta contra los furtivos.

La lluvia no impidió que las llamas convirtieran en cenizas los colmillos de unos 6.700 paquidermos, que representan prácticamente todas las existencias de marfil confiscadas en el país.

«El creciente valor del comercio de marfil ha provocado una matanza en África Central. Con la destrucción de este marfil, estamos diciendo que nuestro patrimonio nacional no puede ser vendido por dinero», ha afirmado el mandatario keniano.

El presidente de Gabón, Ali Bongo, también ha acudido al acto, donde ha advertido a furtivos, compradores y traficantes que «tienen los días contados» y ha lamentado que la caza ilegal haya convertido a los paquidermos en «refugiados» que necesitan protección.

kenia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.