Segundo Banco de Leche Humana en Uruguay , en Hospital de Tacuarembó. Funciona todo el año .A colaborar!.

0
3

DONAR LECHE MATERNA ES UN ACTO DE AMOR 

 LACTANCIA MATERNA 2016

En setiembre de 2004, comenzó a funcionar el Banco de leche que existe en el país, en  el Hospital de Tacuarembó.

SER DONANTE

Las madres que tienen un excedente de producción de leche de su bebé y manifiestan su voluntad de ser donantes del banco, se comunican en forma telefónica o por correo electrónico con la entidad, la cual inicia la coordinación, se le realiza una historia clínica, se corroboran los exámenes con su carné obstétrico y se elabora una ficha.

Posteriormente se le indican las condiciones básicas de un correcto ordeñe tanto para su hijo como para el excedente a ser entregado al Banco. La madre debe congelar ese sobrante y, una vez que eso se concreta, se comunican con ella para coordinar el retiro de la leche del hogar.

ES IMPORTANTE LA LECHE MATERNA

¿Cuál es la importancia de la leche materna y qué resultados se han obtenido desde la implantación del banco de leche? Panizza destaca que incluso han llegado a terminar con patologías que antes tenían mucha prevalencia. “La leche tiene muchas propiedades, primero es un alimento que es mejor absorbido, además tiene elementos inmunológicos que aumentan las defensas locales y es un alimento con un balance de muchos elementos, por ejemplo calcio y fósforo, inmunoglobolunias, proteínas, que lo hacen más adecuado para el recién nacido, mucho más para el recién nacido prematuro”, describí el médico.

“Lo que buscábamos teniendo el banco de leche era disminuir la infección intrahospitalaria y hemos disminuido la frecuencia de las enterocolitis pero sobre todo la gravedad de la enterocolitis. Antes un niño que tenía enterocolitis era un niño que se tenía que operar, que tenían una mortalidad del 60% y eso prácticamente ha desaparecido. Lo otro que disminuimos y que desapareció, que tampoco hay más, es que teníamos epidemias de diarreas intrahospitalarias que ahora no tenemos más. Ya hace años que no tenemos, que no existe. O sea que pasamos de lo que teníamos a cero. Esos han sido los beneficios que tenemos con el banco de leche”, destacó.

Esto se ha logrado sin llegar al 100% de los niños que lo necesitarían, según destaca Panizza, a diferencia de lo que sí se ha alcanzado en Brasil, un país mucho más grande y con una realidad sanitaria más complicada que la uruguaya. “El problema es que no hemos cubierto el 100% de los recién nacidos que ingresan al servicio, es decir recién nacidos con patología que requieren alguna atención especial. Eso es lo que hacen en Brasil. En Brasil cubren el 100% de los niños, por lo tanto eso previene las infecciones porque evita que los recién nacidos se colonicen con gérmenes hospitalarios”, afirmó.

Los números del banco de leche materna del Pereira indican que desde 2003 hubo unas 2.000 madres donantes, con un promedio de dos litros donados por cada una. El período promedio de contacto de las madres con el banco es de dos meses. El banco consigue procesar seis litros leche por día y con esto atiende a 900 receptores por año. Los receptores son recién nacidos con menos de 1.500 gramos de peso. En períodos de crisis por falta de leche se atiende sólo a los que pesan menos de 1.200 gramos. Eso pasó en enero y por esa razón la demanda de madres donantes es permanente.

La leche que suministra el banco es pasteurizada mediante un calentamiento durante 30 minutos a 63 grados y medio. Tanto el calentado como el enfriado de la leche son rápidos.

Además, la leche se analiza al llegar y luego de la pasteurización para descartar cualquier contaminación. Después se congela y se va suministrando, tratando siempre de usar la leche más antigua.

“La pasteurización surgió como una alternativa. Nosotros teníamos un plan que se llamaba Plan Calostro y tuvo que ser suspendido por el HIV porque el HIV se recupera de la leche materna y también se comprobó que los niños alimentados de madres HIV positiva tienen más frecuencia de desarrollar la enfermedad. Eso hizo que se buscara un método y el método fue la pasteurización que destruye el HIVque es el virus de más marketing pero también destruye otros virus que son quizás más frecuentes como el citomegalovirus, hepatitis A, hepatitis B, toda la flora patógena y una parte muy importante, el 99% de la flora saprofita, la leche normalmente tiene bacterias que provienen de los conductos de la mamá y que tienen gérmenes, que son flora normal.

Cuando usted va a guardar la leche, hay algunos gérmenes de esa leche que aumentan en número. Entonces, usted tiene que tener un método de prever eso. El método es la pasteurización”, explicó.

Panizza habla con orgullo del cuidado que pone el personal en todo el manejo de la leche. Pese a que se reconoce que las condiciones locativas no son las ideales, nunca se ha producido una contaminación y la mejora de los indicadores habla de un trabajo bien hecho. Para el encargado del servicio, en Montevideo se necesitaría otro banco, como forma de evitar una gran concentración de leche que aumentara los riesgos de contaminación. Además del de Tacuarembó, Panizza señala que tendría que existir otro centro en los departamentos de Minas y Maldonado, junto a uno en Salto, donde ya hay una pasteurizadora sin uso desde hace dos años.

Estas ideas, según Panizza, deberían tenerse en cuenta en el diagrama de una red de bancos de leche materna para la que el país ya firmó un acuerdo con el gobierno de Brasil.

Importancia de Leche Humana y no complemento

En cualquier caso es necesario ampliar el área de trabajo y los funcionarios asignados a este servicio para poder cubrir todas las necesidades asistenciales. Y para esto es fundamental que se mantenga e incremente el número de madres donantes de leche.

Más allá del trabajo de extracción, las madres que donan no tienen que hacer nada.

Las madres pueden conservar la leche tanto en congeladores como en freezers. Hasta 48 horas, la leche se puede conservar simplemente en la heladera.

Las madres que donen deben presentar copia del carné obstétrico con los resultados de HIV y VDRL negativos. Esos son los exámenes que se le practican obligatoriamente a todas las madres en el país.

La leche humana es la primer vacuna que recibe el recién nacido. Con eso el recién nacido se inmuniza con todos los antígenos que la madre ha recibido en su vida a través de la diferentes enfermedades. Segundo, es lo más económico que hay en plaza, lo más higiénico y está disponible las 24 horas del día a temperatura adecuada. Esto lo hace el alimento más seguro del mundo. Y es por eso que tratamos de insistir. Nosotros recibimos mamás cuyas condiciones económicas, sociales, hacen que muchas veces se les dificulte mucho llegar a un centro de salud como para conseguir una lata, y así como es difícil conseguir una lata, es difícil llegar a prepararla porque de repente no tienen los elementos adecuados como para poder hacerlo.

Además, no están solas, tienen muchos otros hijos a su cargo y eso lleva a que las condiciones no sean adecuadas. La leche está 24 horas disponible, a temperatura adecuada y permite un crecimiento adecuado del recién nacido hasta los seis meses en forma exclusiva y hasta los dos años según lo desee la madre”, dijo Castro.

Actualmente el banco de leche está trabajando también en el aporte que daría aumentar el consumo de Omega 3 en las madres que están dando de mamar. Para ello, trabajan inicialmente con seis mujeres a las que les tomaron muestras de la leche. Tras 15 días de consumo de Omega 3 se les tomó una segunda muestra. Las muestras serán analizadas por el Latu y si los resultados son buenos, se buscará llevar la investigación a 30 madres, según explicó Mara Castro.

“Nuestra población es una población que no consume pescado por lo cual, según estudios internacionales previos hechos en países similares al nuestro, sabemos que la concentración de omega 3 es baja en la leche humana. ¿Por qué queremos introducir Omega 3? Porque sabemos que mejora el neurodesarrollo del niño, la parte visual y mejora la inmunidad del lactante”, explicó la especialista.

Como estímulo a la donación, la doctora habló de los resultados que han obtenido con el trabajo del banco de Leche Humana.  “Es importante donar porque es importante ayudarnos. Hay que recordar que apoyar a un bebé cuando uno ya tiene un bebé es algo que nos sensibiliza mucho. Una mamá que tiene leche y tiene leche en abundancia puede compartirla y quizás ese sea el primer acto de compartir que tenga su hijo y ella con otros niños. Con eso está ayudando a pretérminos, estamos hablando de niños muy chiquitos, de 500 o 600 gramos que empiezan a alimentarse con un centímetro de leche y que esa mamá está amadrinando a otro recién nacido y ese hijo está teniendo otro hermanito en otro lugar al que está apoyando”, señaló.

Muchos de esos hermanitos se recuperan, incluso a pesar de superar por poco el medio kilo al nacer.

Se ha comentado  esas experiencias y del encuentro entre las madres donantes y las receptoras. “Hemos tenido nenes de 560 gramos que sobreviven y que sobreviven con una buena calidad de vida. Así como hay algunos que por la inmadurez propia tienen algunas secuelas, algunos trastornos, algunos con ese mismo peso están caminando como cualquiera de nuestros hijos. Por eso es tan importante apoyarlos y la leche materna evita que el intestino del recién nacido se colonice con las bacterias que están en el CTI. Así como le pasamos a nuestro hijo la inmunidad se la pasamos a ese recién nacido que por alguna razón esa mamá no le pudo dar leche. En algún momento una mamá donante se cruzó con alguna mamá receptora en algunas actividades que tenemos en conjunto y es emocionante ver cómo a algunas se les caían las lágrimas viendo a las mamás postizas que habían sido las que apoyaron el crecimiento de sus hijos. Eso no tiene precio”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.