Sargazo en el Caribe: el desastre en México por la marea de algas que invade sus paradisíacas playas

0
35

La escena paradisiaca del Caribe mexicano, con aguas color turquesa que bañan tranquilamente las playas de arena blanca, se ha tornado a algo muy diferente.

Una infestación las algas marinas conocidas como sargazo se han extendido en las últimas semanas a lo largo de 1.000 km de playas, incluidas las más populares de la región, como Cancún.

Una playa de Puerto Morelos con problemas de sargazo

El problema ha enfrentado a la comunidad local con el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien ha dicho que se trata de un “problema menor”.

Pero para los habitantes de los populares balnearios en los estados de Quintana Roo y Yucatán, el sargazo es uno de los más graves asuntos que están enfrentando en los últimos años.

Y es que además del mal aspecto a unas playas famosas internacionalmente por su aspecto y calidez, el sargazo a medida que se descompone en la playa desprende un fuerte olor, lo que causa repulsión a turistas y residentes por igual.

Los negocios como hoteles y restaurantes se han visto impactados por la notoriamente baja presencia de turistas, la principal fuente de generación de empleo y captación de divisas de la zona.
El sargazo es un alga flotante que “viaja” a la deriva impulsada por las corrientes oceánicas, a la vez que funciona como una “isla” viviente que sirve de alimento y hogar para varias especies marinas.

Tradicionalmente, comienza su vida en el golfo de México y es empujada por las corrientes hacia el Atlántico Norte, donde flota en el mar de los Sargazos, cerca a Bermuda.

Sin embargo, desde 2011 los científicos han detectado un nuevo mar de sargazos que tiene origen entre las costas de África y Brasil, que es de donde proviene el alga que está llegando al Caribe.

El presidente López Obrador visitó Cancún el lunes.

Dijo que las algas eran un “problema menor” que no le preocupaba que causara daños importantes a las economías de la región, lo cual provocó la molestia de empresarios, gobernantes locales y residentes.

Antes de la visita del mandatario, habitantes del estado le escribieron una carta quejándose de que las autoridades no habían reconocido la magnitud real de “grave situación”.

“Nuestras playas han perdido el color cristalino de sus aguas y sus tonalidades azul y verde turquesa; los pastos marinos y los peces mueren por la falta de luz y del oxígeno que les roba el sargazo, las tortugas se ven afectadas al igual que el arrecife coralino”, escribieron.

“La recolección del sargazo en la playa produce erosión y su putrefacción un gas ácido con olor a huevo podrido que puede ser nocivo para la salud humana”, advirtieron.

El mes pasado, el gobierno de Quintana Roo declaró un estado de emergencia sobre el tema, describiéndolo como un “desastre natural inminente”.

Pero es poco probable que el problema, que también afecta a otros países del Caribe, desaparezca pronto.

“Si no te toman acciones coordinadas para evitar que cantidades masivas de sargazo lleguen a las playas del Caribe mexicano, corremos el riesgo de que las aguas azul turquesa y playas blancas dejen de existir dentro de pocos años“, advirtió en octubre pasado el Laboratorio de Botánica Marina de la Universidad Nacional Autónoma de México


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.