Por decisión unánime el Clausura se juega en su formato tradicional aunque se vienen negociaciones intensas para aprobarlo

0
85

Las 16 instituciones del fútbol profesional uruguayo de Primera División definieron este miércoles por la noche en el Consejo de Liga realizado en la Tribuna América del Estadio Centenario, de manera unánime, jugar el Torneo Clausura 2021 correspondiente al Campeonato Uruguayo 2020, bajo el formato original de 15 fechas, con varios matices a delinear en los próximos 10 días.

Bajo el formato de competencia inalterado se respeta la deportividad y ningún equipo perderá posibilidades de jugar menos encuentros que otros.

La Mesa Ejecutiva presidida por Ernesto Vergara proyectó que el Clausura comience el 16 de enero, una vez se haya cumplido con los partidos pendientes del Intermedio, y se extienda hasta el 31 de marzo en sus 15 jornadas. Es que hasta el 15 de febrero se podrá jugar cada 72 horas, pero una vez comience la actividad internacional el 17 del segundo mes del año entrante, solo se podrán fijar partidos los fines de semana.

Ahora bien, el primer cambio en la reglamentación del «tercer chico» de la temporada será el modelo de clasificación a las copas internacionales, lo cual el pasado viernes, expresó La Oral Deportiva que será mediante el «proceso de elección por demanda recurrente».

Las fechas para informar a la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), los diferentes clasificados para participar en sus competiciones de Libertadores y Sudamericana 2021, son las siguientes:

  • 15 de febrero: «Uruguay 4» – Libertadores – Fase 1
  • 3 de marzo: «Uruguay 3» – Libertadores – Fase 2
  • 17 de marzo: «Uruguay 1, 2, 3 y 4» – Sudamericana – 1a Fase (modificada para su edición 2021. Será mata-mata entre equipos de un mismo país)
  • 21 de abril: «Uruguay 1 y 2» – Libertadores – Fase de grupos

Por tanto, bajo esta línea, 10 días antes, es decir, 7 de febrero, 21 de febrero, 7 de marzo y 11 de abril (en caso de no haber finalizado el Campeonato), serán las fechas de corte o de «foto» que estarán marcadas por la Tabla Anual, ya que 72 horas antes de competir se deben presentar las listas de buena fe.

Dentro de este primer ítem se abre un matiz y es que en caso de que existieran por una circunstancia u otra partidos pendientes para los equipos en la tabla, la foto se sacará con los puntajes obtenidos en la fecha anterior más cercana en la cual los 16 conjuntos tengan la misma cantidad de encuentros jugados.

A su vez, se le dará prioridad al primer colocado en la misma para optar por participar en el lugar que esté en cuestión al momento de hacer el corte. En caso de desistir se pasa a quien le sigue y así sucesivamente hasta tener un participante confirmado.

Quien desista ya no podrá «volver atrás» y es el caso puntual de Rentistas, que cómo campeón del Apertura tiene un cupo asegurado en la Sudamericana como «Uruguay 2», pero también sabe que está a un partido de jugar la final del Campeonato Uruguayo y estar en fase de grupos de Copa Libertadores. Caso similar puede darse para quien sea ganador del Intermedio entre Nacional y Wanderers.

El segundo punto de análisis importante fue otra de las cuestiones en que La Oral Deportiva marcó hincapié. Con el Protocolo sanitario de competencias actual el fútbol no puede continuar. Esto debido a la circular vigente del Ministerio de Salud Pública (MSP), que ante un caso positivo en cualquier plantel, envía a todos los contactos directos a cuarentena preventiva obligatoria por el lapso de siete días, sin posibilidad de entrenar y por ende de competir ante sus pares.

Por tanto, la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) mantuvo en las últimas 24 horas una reunión con autoridades del órgano de Gobierno, en el que se le trasladó dicha preocupación y que era necesario una modificación para hacer del Clausura un torneo con continuidad y seriedad.

El órgano rector del fútbol uruguayo asumió el compromiso de presentar de aquí al 4 de enero como fecha máxima un nuevo manual de operaciones para ser homologado por el Ministerio. El mismo acciona un mix de los modelos de Paraguay y Argentina, en los que ante un caso positivo se lo aisla y el resto del plantel dando resultado negativo, sigue entrenando y compitiendo, al estar demostrado científicamente que los ejercicios de oposición y fase de partido tienen casi cero probabilidad de contagios.

Los test se van a realizar el 5 de enero cuando sea el regreso de los entrenamientos tras que los jugadores hayan cumplido con su licencia correspondiente, y a partir de ahí cada una semana o 15 días a los efectos de tener un control recurrente. Esto se haría mediante un sistema de control mejorado que implica un compromiso y cumplimiento de forma estricta y a raja tabla por las instituciones para evitar observaciones del MSP que pongan en riesgo la actividad.

Para ello además, es necesario mantener el no uso de gimnasios cerrados para actividad de aparatos, vestuarios en grupos (o con posible excepción de que sean reducidos, no más de 10 personas), duchas y que el traslado a los escenarios sean en ómnibus con el 50% de su capacidad, así como también cumplir con la exhortación de no concentrar de no ser necesario, algo que los clubes del interior como Plaza Colonia, Deportivo Maldonado y Cerro Largo podrían realizar cuando son visitantes.

No obstante, otro de los temas a tratar en conjunto con la Mutual Uruguaya de Futbolistas Profesionales (MUFP), es el periodo de pases que además involucra a los equipos ascendidos para 2021. Según el artículo 39 del Estatuto, el Reglamento de Funcionamiento del Consejo del Fútbol Profesional y 61 del régimen de Ascenso y Descensos, es un acto condicionado, por lo que uno no se da sin el otro.

Dentro de esa discusión está en saber si efectivamente se abrirá el periodo de pases de 12 semanas en enero, febrero, marzo y quizás abril, para que los clubes puedan ir reforzando sus filas sin que esos futbolistas jueguen el Clausura «colgado», pero pensando en más adelante o bien la participación internacional, con la apertura de los TMS para incorporar jugadores del exterior.

Y como último punto pero no menos importante, sino que por relevancia es el que más deslumbra a los clubes, es la intimación que la empresa Tenfield S.A le realizó el pasado viernes a la AUF para que cumpla con el número de 240 partidos televisados de la temporada según el contrato vigente.

Curiosamente, ese mismo día, la empresa adelantó los pagos del mes de enero y si bien, esto no es una demanda que requiera acciones judiciales, es pasible de accionar el cobro de multa y/o no dar cumplimiento a los futuros pagos de cuota de 2021 cuyo primer vencimiento es el 28 de febrero de 2021.

Esto genera doble preocupación en las instituciones que dependen en casi el 80% de los derechos de televisación para solventarse. Por tanto, se le solicitó a la Mesa que diera pasaje en carácter de grave y urgente al Ejecutivo, la solicitud de una reunión que aclare la situación antes de comenzar el Clausura y como se afectaría el cumplimiento del contrato para una temporada 2021 que podría ser perfectamente a una sola rueda.

En resumen, en un próximo Consejo de Liga que será citado seguramente para dentro de 15 días aproximadamente, se deberán aprobar de manera definitiva todas estas excepciones para finalizar una temporada atípica que derivó en varias suspensiones durante 2020. El quórum necesario para su aprobación es de 2/3 por lo cual son 11 votos en 16.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.