Plantas ideales para tu cocina.

0
31

Cocina : purifica ,armoniza ,aroma tiza y da frescura.

Son altamente beneficiosas porque mejoran la calidad del aire, reducen el polvo y armonizan y hacen más agradable cualquier ambiente.

En la cocina, las plantas también fomentan la felicidad y agilidad en el trabajo y preparación de comida. Por otro lado, la cocina es una estancia que suele estar bien iluminada y ventilada, por lo que es un lugar idóneo para colocar plantas. Eso sí, cuidado con los humos y los cambios bruscos de temperatura o corrientes de aire. Para guiarte, te aconsejo 10 plantas perfectas para decorar y ganar una nota de verde en tu cocina.

Poto. Ideal para un rincón bien iluminado de la cocina. Esta planta liana requiere de un espacio algo mayor por lo que en cocinas pequeñas no es recomendable colocarla porque puede llegar a crecer a lo alto mucho. Es una planta bella, de grandes y verdes hojas. Es muy usada como planta ornamental en interiores ya que es muy eficaz frente a la contaminación ambiental. Debes pulverizar sus hojas de vez en cuando para garantizar cierta humedad y vigilar los riegos. Aún así es una planta muy resistente.

Alegría de la casa o Impatiens walleriana  Es una de las plantas más comunes, florida y bella, muy apta para interiores bien iluminados. Por otro lado, es una especie pequeña que resiste en recipientes pequeños y por tanto puede colocarse en cualquier rincón de la casa. Si tu cocina posee ventanas o una gran puerta acristalada por donde entre la luz, esta planta es perfecta y además aportará color y, nunca mejor dicho, alegría.

Si se cultiva como planta de temporada sólo se debe podar cuando presente troncos pelados. En el caso del cultivo como planta anual, la poda se debe aplicar cada año a la salida del invierno.La forma habitual de poda es cortar todas las ramas a la misma altura, dejando como mínimo tres nudos en la planta (15 cm.)

Aloe Vera. Es la planta casi por excelencia. Resistente y duradera además de muy beneficiosa para la piel. Siempre es recomendable poseer un Aloe en casa ya que, además de decorar y ser fácil de mantener y cuidar, será muy útil frente a quemaduras o cicatrices, por ejemplo. Simplemente debes garantizarle un rincón bien iluminado pero sin sol excesivo y procurar evitar los cambios bruscos de temperatura ni someterla al frio, ya que no lo aguanta bien. En general, las crasas y suculentas son muy buenas plantas para la cocina. Caben en macetitas pequeñas y puedes crear bonitos juegos o composiciones con las mismas en jardineras colgantes en la pared, por ejemplo.

Cóleo. Es una especie perfecta para interiores bien iluminados. Acércalo a una ventana que deberías abrir de vez en cuando para que la planta reciba el sol directo durante algunos momentos. Eso sí, no la acerques a la calefacción porque el exceso de calor artificial puede secarla y provocar la caída de sus hojas. Es además una especie muy bella en cuyas hojas se crean espectaculares combinaciones de verdes con rojos, fucsias o morados.

Cactus. Pongo los cactus como planta general pues estamos ante una especie idónea para interior y, por su tamaño, ideal para cocinas pequeñas. Normalmente la cocina es una estancia donde abundan los objetos y escasean los huecos libres. Por eso, los cactus pequeños en macetas minúsculas son una estupenda opción. Esto sin olvidar que son plantas que apenas requieren riego y por tanto merecen menos atención y pueden colocarse en cualquier lugar, ya que el agua, las salpicaduras o manchas de tierra y barro no serán un problema habitual.

Hierbabuena. No podían faltar las plantas aromáticas que, además, podemos utilizar en la misma cocina o en la preparación de platos o bebidas como cócteles. La hierbabuena, por su aspecto y aroma, es muy agradable para la cocina. Puede amoldarse a jardineras o recipientes pequeños y siempre será muy cómodo tenerla cerca ante cualquier necesidad culinaria. Necesita humedad para crecer asique no descuides los riegos. Como idea decorativa, busca latas y recipientes de latón, cristal o metal envejecido, restáuralos y úsalos como macetas vintage. ¡Genial!

Perejil. Como hierba condimentaria es la reina, por eso no puede faltar en la cocina. Ponla en una maceta pequeña cerca de tu lugar de trabajo ya que, seguramente, uses sus hojas y ramas con mucha asiduidad en la preparación de comidas y platos. Además sirve como especie decorativa. Es abundante y requiere de pocos cuidados, siendo lo más destacable la necesidad de riego frecuente sobre todo en verano. Puedes colocarla en cualquier rincón de la cocina, siempre que el sol directo no le llegue de lleno ya que puede no soportarlo. Las especias como el perejil son todas ideales para la cocina siempre que garantices una buena iluminación y de vez en cuando las saques al exterior. También conviene renovarlas cada año ya que suelen ser, todas, plantas de temporada.

Helecho. Podemos ver todo tipo de helechos en multitud de fotos de ambientes de cocinas como planta de interior. Hay muchas variedades y la mayoría poseen características y necesidades similares. Son plantas de sombra que se mantienen con luz artificial o natural si es mínima. Requiere de mucha humedad por lo que, también en la cocina, debe favorecerse este clima con un pulverizador y con riegos por debajo con espumas húmedas o agua en el plato. Es una especie muy bella, de originales hojas y espeso follaje. Pregunta en tu tienda de confianza por el Helecho Espada, el Helecho Nido o Nido de Ave o el Helecho Pata de Conejo. Son, por tamaño y cuidados, los más adecuados.

Cinta o Malamadre. En mi casa siempre está presente. Es una planta muy agradecida al ambiente interior de una cocina. Resiste lugares oscuros pero su lugar ideal es cerca de una ventana. Sólo necesitará que humedezcas sus hojas de vez en cuando, más aún si está cerca de un radiador, y que no olvides los riegos. La belleza de sus finas hojas bicolor y la forma de su caída es otra razón para elegirla. Además es una especie limpia que garantizará armonía en la cocina.

Aralia. Es más bien un arbusto muy resistente pero plantado en maceta puede pasar por una planta delicada. Aún así es mejor elegir esta planta sólo si disponemos de una cocina amplia pues es una especia grande y alta, de enormes hojas. Sería ideal colocarla en una esquina donde no reciba mucha luz, ya que agradece la sombra. Es un arbusto muy bello, de origen japonés y de temperaturas cálidas. Es perfecta para la cocina porque es muy resistente y duradera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.