Pereira Rossell incorporó 100.000 usuarios en tres años y sigue baja mortalidad materna e infantil.

0
216

La expansión en la cantidad de afiliados del prestador público hizo que el Centro Hospitalario Pereira Rossell aumentara en 100.000 sus potenciales usuarios en los últimos tres años, 21 % de ellos, niños.

Pese a ello, las cifras de mortalidad materna e infantil, así como de embarazo en adolescentes, han disminuido. Los hospitales Pediátrico y de la Mujer, donde trabajan 5.000 personas, reciben más de 140.000 consultas al año.

Madre y niño reciben atención en Hospital del Pereira Rossell
Madre y niño reciben atención en Hospital del Pereira Rossell

El Centro Hospitalario Pereira Rossell está compuesto por dos hospitales, el Pediátrico y el de la Mujer. En los últimos años ambos servicios atravesaron una transformación en consonancia con el crecimiento de la cantidad de usuarios de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE). En tres años, su cifra de afiliados que se atienden en el hospital aumentó en unos 100.000, más del 21 %, niños. “Fue necesario readaptar los servicios, repensarlos y generar un plan de gestión que nos permita dar una adecuada respuesta”, explicó su directora, Victoria Lafluf.

También detalló que el proceso implicó cambios para mejorar la calidad asistencial y favorecer la continuidad, siempre enfocados en los derechos y las necesidades de los usuarios. Mencionó que se concretaron cambios en los procesos administrativos y que las innovaciones implicaron mejoras de infraestructura y tecnología e incorporación de personal calificado para acompañar los procesos centrados en mejorar las experiencias de los usuarios y sus familias.

Al ser un centro de referencia nacional para toda la red asistencial de ASSE, puede recibir a todos los niños o mujeres que requieran atención. Por ejemplo, el Hospital Pediátrico recibe unas 100.000 consultas al año en policlínica y el Hospital de la Mujer, más de 40.000. En la puerta de emergencia se realiza una cantidad importante de ingresos, que aumenta sustancialmente en los meses de invierno.

En entrevista con la Secretaría de Comunicación Institucional, Lafluf explicó que el hospital trabaja en coherencia con los Objetivos Sanitarios Nacionales, es decir, con las prioridades en salud para este período. Destacó el trabajo en la maternidad, con una gran disminución de la cifra de embarazos no intencionales en adolescentes, producto de un trabajo de prevención con énfasis en evitar el segundo embarazo. Lo mismo en cuanto a la disminución del porcentaje de cesáreas, la mortalidad neonatal y de mujeres.

En este contexto, señaló que se trabaja en el desarrollo de los niños de hasta 5 años, la atención y el seguimiento temprano de prematuros, a quienes, por su mayor vulnerabilidad, se controla más en cuanto al desarrollo neurológico una vez superada la primera etapa del nacimiento. El acompañamiento implica dos sentidos, además del biológico y clínico, que le corresponde al hospital, requiere articular aspectos vinculados con la psicología y la fisioterapia, así como coordinar con otros organismos para asegurar continuidad y apoyo al asesoramiento.

Lafluf explicó que el personal de salud juega un rol prioritario en este tipo de acciones y en todos los procesos. Es así que en ambos hospitales trabajan 5.000 personas en sus diferentes especialidades y tareas. “Estamos convencidos de que el sentimiento de pertenencia es fundamental. Estar orgullosos de formar parte de una institución es la mejor forma de transmitirle seguridad al usuario y lograr mejores resultados”, argumentó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.