Peñarol despide a su ídolo Tito Gonçalves

0
52

“Peñarol para mí… significa la vida”. La frase de Néstor Gonçalves no se trasformó de manera antojadiza en la primera que se escucha en el documental “120”, sobre la historia del glorioso Club Atlético Peñarol. Es que así como Peñarol fue la vida de “Tito” según sus palabras, el gran “capitán de capitanes” es buena parte de la vida e historia de Peñarol.

Tres veces campeón de la Copa Libertadores de América, dos veces campeón del mundo, campeón de la Supercopa de campeones intercontinentales, nueve veces campeón uruguayo con la camiseta de sus amores, Gonçalves enluta hoy al fútbol uruguayo todo, al fútbol mundial, con su fallecimiento. Fue a los 80 años, la mayoría de ellos dedicados al “carbonero”.

Nacido en Baltasar Brum o Isla Cabellos, como se lo conocía en aquel lejano 1936 en el departamento de Artigas, comenzó su sueño futbolero en Salto. Hasta que un día lo fue a buscar Peñarol y nunca más se fue, ni se irá, de él. “Tito” es uno de los pocos que le ha dicho que no al Real Madrid… a ese mismo Real Madrid al que le ganó junto a sus compañeros del 66 en una de las finales del mundo más reconocidas de la historia.

Una vida dedicada a Peñarol. Una vida llena de reconocimientos, especialmente del pueblo carbonero, ese que lo tendrá por siempre como una de las mayores glorias, como uno de los responsables directos de que el Club Atlético Peñarol sea el Campeón del Siglo XX en América, título que él mismo fue a buscar a Londres.

Siempre dispuesto a la anécdota, feliz de la vida que le tocó y del fútbol que vivió. Campeón y padre de campeón. De sangre amarilla y negra. Capitán de capitanes. Un “cinco” que no solo “raspaba” e imponía su fuerza física, sino que además manejaba con soltura aquellas pesadas pelotas de los años sesentas.

Trece años dentro de la cancha luciendo la amarilla y negra, desde 1957 a 1970. Quince títulos de los que importan, de los que pesan. Mundialista con la selección de Uruguay, claro. Un hombre que marcó una época y que, sobre todo, marcó para siempre a Peñarol. Fiel. Buen compañero. Respetuoso y respetado rival.

“Tito” Gonçalves se fue a los 80 años. Seguirá siendo leyenda.

Fuente WEB PEÑAROL

15781023_1225303544227878_4783373485217867786_n

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.