¡No a la Trata!

0
97

Este 23 de setiembre se conmemora el Día Internacional contra la Trata y el Tráfico de Personas.

La trata y el tráfico de personas son dos términos que suelen ser empleados indistintamente y que muchas veces están relacionados. Sin embargo, no son lo mismo. De hecho, se trata de dos delitos diferentes.

Cada 23 de setiembre se conmemora el Día Internacional contra la Explotación Sexual y la Trata de mujeres, niñas y niños, una fecha clave para concienciar sobre una realidad que sufren millones de personas en todo el mundo, en especial las mujeres, niñas y niños, que son las personas más vulnerables frente a este tipo de violencia.

Hugo Ábalo, en representación de la Unidad de Violencia de Género explica cómo se aborda esta temática en el departamento.

A raíz de la instalación de una nueva planta de celulosa de la empresa UPM en el departamento de Durazno, próximo a la ciudad de Paso de los Toros, existe la preocupación de que pueda suceder alguna situación de trata o tráfico debido a la intensa circulación de personas en la zona.

Desde la policía y el equipo de investigaciones se trabaja en la detección de posibles casos, Ábalo dice que muchas veces ocurren situaciones de trata o tráfico en entornos cercanos que no son percibidas.

Hugo Ábalo comentó que desde la policía se hacen talleres informativos, sobre todo para localidades que están alejadas de la ciudad.

Trata y Tráfico de personas. Dos delitos difetentes

La trata de personas es la acción de captar, trasladar, acoger o recibir personas para su explotación, mediante el engaño, amenaza, uso de la fuerza o coacción, abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad.

Se puede definir el tráfico de personas como el tránsito ilícito entre fronteras a cambio de un precio.
 
Todos los años miles de personas deben abandonar su país huyendo de algún conflicto o de la pobreza. Para alcanzar una vida mejor están dispuestas a tomar medidas que pueden poner en peligro su vida.
 
Los grupos de delincuentes lo saben y se aprovechan de ello, facilitando el paso de un país a otro sin ninguna medida de seguridad para las personas, a cambio de un precio.

Los protocolos internacionales la definen como “una forma de esclavitud moderna” que afecta prácticamente a todos los países del mundo, que pueden funcionar como punto de origen, tránsito o destino.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.