Migrantes atraviesan estos días el canal de la Mancha en embarcaciones cada vez más precarias ha disparado la tensión entre París y Londres.

0
80

El flujo incesante de migrantes que atraviesan estos días el canal de la Mancha en embarcaciones cada vez más precarias ha disparado la tensión entre París y Londres.

Según el Ministerio del Interior británico, en lo que va de 2021 ha habidomás de 14.000 llegadas a las costas británicas a través del estrecho que las separa de Francia, superando las cifras de todo 2020.

Solamente esta semana cruzaron el canal más de 1.500 personas. Y a finales de agosto hubo un récord de más de 828 migrantes en un solo día.

“Los números son inaceptables, por eso estamos actuando en todos los frentes”, dijo en agosto el comandante Dan O’Mahoney, responsable de vigilar las aguas que separan Francia de Gran Bretaña.

Pero esa colaboración se ha tornado en una disputa.

Botes utilizados por migrantes están almacenados en un almacén en Dover, Kent, después de ser interceptados.
Pie de foto,Botes usados por migrantes para cruzar el canal de la Mancha almacenados en Dover, Inglaterra.

“Hay varias razones que explican el incremento de migrantes atravesando el canal”, le dice a BBC Mundo Peter Walsh, un investigador del Observatorio de Migración de la Universidad de Oxford, quien trabaja analizando datos del Ministerio del Interior, Naciones Unidas y solicitantes de asilo en Reino Unido.

“La raíz del problema es geopolítica. La mayoría de los migrantes provienen de Irán, Afganistán, Yemen, Siria y Sudán, países en conflicto donde hay guerras y persecución política”.

“La variación estacional [el aumento de las temperaturas] es otra explicación: la cifra aumenta cuando el mar está calmado y el cielo despejado (como ha ocurrido en los últimos días y semanas)”.

Walsh agrega que las rutas terrestres son cada vez más “inviables” para el cruce de migrantes porque cada vez están más vigiladas. A eso se suman las restricciones durante la pandemia y con el Brexit.

Darmanin también acusó a Reino Unido de “chantaje financiero”.

Se refería a un acuerdo sellado a principios de este año por el que los británicos prometieron pagarle a Francia más de US$75 millones por operaciones extraordinarias, como duplicar el número de patrullas costeras.

Los abogados del gobierno dicen que devolver los barcos que atraviesen el canal sería legal en circunstancias limitadas y específicas, aunque no confirmaron cuáles.

Las autoridades de Reino Unido no podrían ingresar a las aguas territoriales de Francia sin su consentimiento, lo cual podría causar problemas, le dijo a la BBC el profesor Andrew Serdy, experto en derecho marítimo.

“Si Francia no quiere hacer retroceder los barcos, no se le puede obligar a hacerlo“, explicó Serdy.

Walsh dice que no está muy claro cómo se pondría en práctica esa política porque se necesita la cooperación de Francia. “Sin esa cooperación es muy difícil imaginar cómo se pueden hacer retornar las embarcaciones”, dijo el analista.

Tampoco está claro si la táctica de Reino Unido sería legal según el derecho internacional.

La Convención de Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar dice que los países están obligados a “prestar asistencia a cualquier persona que se encuentre en el mar en peligro de perderse”.

De acuerdo con el derecho internacional, Reino Unido debería determinar los riesgos que enfrenta cada migrante en una embarcación antes de forzarlo a salir del agua, le explicó a la BBC James Turner, abogado especializado en disputas marítimas.

La Fuerza Fronteriza lleva a un grupo de migrantes a los muelles de Dover, Inglaterra, el 8 de septiembre de 2021.

fotos gettyImages fuente bbc

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.