Mides y Vivienda facilitan soluciones habitacionales a 217 personas por violencia doméstica

0
62
Gracias a un convenio firmado en 2009 entre los ministerios de Desarrollo Social y Vivienda, Inmujeres instrumentó el Programa de Soluciones Habitacionales Transitorias para Mujeres en Procesos de Salida de Situaciones de Violencia Basada en Género. Este sistema recibió en 2015 a 217 mujeres, niños y adolescentes, a los que se les otorgó garantía de alquiler y un subsidio de 12 unidades reajustables por un máximo de dos años.
Viviendas
Pie de foto:Viviendas

La División de Violencia basada en Género del Instituto Nacional de las Mujeres del Ministerio de Desarrollo Social (Inmujeres-MIDES), tiene un sistema de respuesta con dispositivos de atención para mujeres mayores de 18 años y sus hijos.

Uno de esos dispositivos de respuesta es el Programa de Soluciones Habitacionales Transitorias para Mujeres en Procesos de Salida de Situaciones de Violencia Basada en Género, dijo a la Secretaría de Comunicación, la directora de la División Violencia basada en Género de Inmujeres, Karina Ruiz.

En enero de 2009 se celebró un convenio entre el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (MVOTMA) y el Ministerio de Desarrollo Social (MIDES), que permitió la implementación de este proyecto.

Ruiz dijo que pueden acceder a esta opción las mujeres que están en proceso de salida de situaciones de violencia doméstica y lo habitacional es un obstáculo. Se les otorga una garantía de alquiler y un subsidio por un monto de 12 unidades reajustables (UR) durante un período máximo de dos años.

“Durante ese tiempo se sigue trabajando con las mujeres y sus hijos en el fortalecimiento de sus capacidades personales y laborales para luego proyectar una solución habitacional a largo plazo, a través de ofertas del propio Ministerio o de la Agencia de Vivienda u opciones en cooperativas, de acuerdo a las expectativas, necesidades y potencialidades de cada uno”.

En 2015 participaron en la opción de alternativas habitacionales 76 mujeres, 92 niños de 0 a 11 años, 49 adolescentes entre 12 y 17 años, lo que suma un total de 217 personas. Mientras que en 2012 participaron en el programa 84 personas; en 2010 fueron 134; en 2011 fueron 101 las que hicieron uso de esa posibilidad; en 2012 fueron 155; en 2013 unas 162; y en 2014 otras 171.

La funcionaria agregó que no todas las mujeres que atraviesan por procesos de violencia doméstica necesitan una solución habitacional porque algunas lograr recuperar su casa que estaba en manos del agresor.

Proyecto de Casa de Medio Camino
Ruiz enfatizó que la implementación de una Casa de Medio Camino es un proyecto que se firmará entre Inmujeres y el MVOTMA en los próximos días. Explicó que este nuevo proyecto consiste en tener una casa transitoria para las mujeres que pasaron por etapas de crisis y riesgo de vida por violencia doméstica, pero que siguen necesitando acompañamiento terapéutico, familiar y laboral.

“Una de las finalidades es seguir realizando un acompañamiento más cercano con la finalidad de que las mujeres pueden claramente identificar su proyecto de vida y resolver temas pendientes vinculados al proceso judicial con respecto a la situación de violencia de género, la tenencia de los hijos, el divorcio o la pensión alimenticia”.

En tal sentido, Ruiz indicó que será una casa con más autonomía que la casa de breve estadía con la finalidad de lograr tener un acompañamiento terapéutico de mucho apoyo para que las mujeres y sus hijos puedan pasar, sin problemas, a la opción de alternativas habitacionales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.