Los talibán reivindican el atentado en Pakistán en el que han muerto 70 personas.

0
6

Al menos 70 personas han muerto y 112 han resultado heridas por una explosión en un hospital de Quetta, en el oeste de Pakistán, al que había sido llevado poco antes un prominente abogado tras ser tiroteado. La facción talibán Jamaat-ul-Ahrar ha reivindicado el atentado a través. Un portavoz ha declarado a los periodistas a través de un correo electrónico que su facción “acepta la responsabilidad” del ataque en la ciudad de Quetta (suroeste) y amenazó con más ataques “hasta que se imponga un sistema islámico en Pakistán”.

La explosión produjo una carnicería frente a la sala de urgencias del hospital civil de Quetta, donde unas 200 personas estaban reunidas para compartir su pena por elasesinato pocas horas antes de un reputado abogado de la región.

“El balance alcanzó los 70 muertos y 112 heridos”, indicó a la prensa el doctor Masood Nausherwani, jefe de los servicios de Salud de la provincia de Baluchistán, cuya capital es Quetta.

Se trata del segundo atentado más letal cometido en Pakistán este año, después del ataque suicida que a fines de marzo mató a 75 personas, entre ellas muchos nniños, en un parque de Lahore (al este del país), donde la minoría cristiana celebraba la Pascua.

El ejército se desplegó en los hospitales de la ciudad y en sus alrededores, según las autoridades.

Los cuerpos yacían en medio de un mar de sangre y de trozos de vidrio; y los sobrevivientes, en estado de conmoción, trataban de reconfortarse mutuamente. Muchas de las víctimas vestían traje y corbata.

Un periodista de la AFP se encontraba a 20 metros del lugar de la explosión cuando ésta se produjo. “Había una gran humareda negra y polvo”, explica. “Volví corriendo al lugar y vi cuerpos dispersos y muchos heridos llorando. Había muchos charcos de sangre, trozos de carne y miembros”, añade.

Miembros del personal médico, también en sollozos, acudieron rápidamente al lugar del atentado aún humeante para ayudar a las víctimas. Pervez Masi, que resultó herido por fragmentos de vidrio, indicó que la explosión fue tan potente que no comprendían lo que pasaba. “Muchos de mis amigos murieron”, “quienes hacen esto son animales”, añadió.

La explosión se produjo cuando los abogados se habían reunido delante del servicio de urgencias. Algunos habían entrado y otros permanecían junto a la verja de la entrada, contó el doctor Adnan, del hospital civil de Quetta.

“Hubo una tremenda explosión y de pronto todo se volvió oscuro. Al principio creí que se había derrumbado un edificio. Luego hubo gritos”, agregó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.