Los ejecutivos que viven con un ropero casi vacío. Menos es más.

0
2

Mientras algunos se limitan a 10 piezas básicas, y prendas adicionales según la temporada del año, otros se mantienen dentro de los 33 artículos, incluyendo accesorios.

Recordemos a Albert Einstein; fue un adelantado a esta idea

Resultado de imagen para ropa de einstein

Tenia 5 trajes iguales. No perdia  tiempo innecesariamente pensando que ponerse, y no usaba calcetines .

Otros personajes piensan igual.

La mejor parte de la rutina matutina de Joshua Becker es no tener que pasar tiempo pensando en qué ponerse. Después de todo, tiene muy pocas opciones.

Becker, author de “Menos es más” (The More of Less), forma parte del llamado Proyecto 333, un movimiento en el que los participantes solo usan 33 prendas de ropa en el curso de tres meses.

 

“Esa es la cantidad perfecta de ropa para mí”, explica Becker, quien vive en Estados Unidos y sólo posee 30 prendas. “Es una decisión menos que tengo que tomar cada mañana“.

Gracias a la influencia de escritores y blogueros, hay un movimiento creciente de consumidores que quiere simplificar sus vidas y deshacerse de lo que realmente no necesitan.

Algunos, incluido Becker, comienzan por sus closets, evitando las modas pasajeras para concentrarse en los así llamados “armarios tipo cápsula”, en el que guardan unas pocas prendas clave de alta calidad.

Varios ejecutivos más exitosos del mundo tienen estos armarios tipo cápsula.

Mark Zuckerberg
Mark Zuckerberg acostumbra vestirse siempre con ropa muy parecida.

En los años 80 Donna Karan introdujo su famoso conjunto de siete prendas básicas que toda mujer moderna debía poseer.

Hoy en día la batuta la llevan caras muy conocidas como Mark Zuckerberg, dueño de Facebook, y el diseñador de moda Karl Lagerfeld, quienes usan todos los días ropa muy parecida.

En este grupo también destacan el presidente de Estados Unidos, Barak Obama, quien usa o un traje azul o uno gris, y Steve Jobs, quien nos acostumbró a su invariable cuello de tortuga negro.

Mientras algunos se limitan a 10 piezas básicas, y prendas adicionales según la temporada del año, otros se mantienen dentro de los 33 artículos, incluyendo accesorios.

Para Courtney Carver, ex ejecutiva de publicidad y creadora del Proyecto 333 hace seis años, esta tendencia se está volviendo más popular.

“En verdad aprendes lo que quiere decir la palabra ‘suficiente’“, dice.

Unas prendas de ropa
En materia de ropa, se aplica aquella máxima de que “menos es más”. Si sabes escoger sabiamente.

Para aquellos dispuestos a limpiar sus closets hay un importante beneficio adicional: sus finanzas van a mejorar.

Cómo reducir tu guardarropa

  • Identifica la ropa que no usas. Guárdala donde no puedas verla hasta que estés listo para donarla o botarla.
  • Establece un límite. Determina el número de prendas que tendrás en tu closet, sean 10, 33 o cualquier otro número.
  • Ponte un plazo. Decide por cuánto tiempo vas a usar tu guardarropa estilo cápsula. De uno a tres meses es un buen plazo para comenzar.
  • Haz “curaduría” de tu ropa. Reemplaza aquello que no te queda bien o que está muy gastado, según vaya siendo necesario.
  • Establece una política de “uno por uno“. Cuando compres una prenda nueva, dona o bota una vieja.

Carver dedica menos de US$1.000 al año a reemplazar la ropa que se va desgastando, una cifra claramente menor a los US$6.000 que solía destinar antes a la tarea de estar al último grito de la moda.

En vez de ir de compras casi que semanalmente, ahora explora las tiendas varias veces al año y va elaborando una lista de piezas para comprar.

“De esa forma cuando voy de compras no caigo en las tentaciones que me impone el mercadeo”, cuenta.

Closet limpio, mente despejada

Además del beneficio financiero, también hay buenas noticias desde el punto de vista psicológico.

De acuerdo con Jennifer Baumgartner, autora de “Eres lo que vistes”, tener menos cosas es una manera de dejar de darle tantaimportancia a las cosas materiales en nuestras vidas.

“Solemos darle un significado a nuestras pertenencias que realmente no lo tienen”, explica Baumgartner, en cuyo closet solo hay 65 ganchos de ropa y tres gavetas pequeñas.

Una joven contenta, con bolsas
El problema es que tendemos a asociar emociones a objetos que no tienen significado.

“No hay razón para que nuestra ropa nos genere emociones”.

Por otra parte, disminuye la fatiga por tomar decisiones, un concepto según el cual las personas toman peores decisiones después de haber tenido que efectuar muchas.

No hay un número mágico

¿Pero cuántas prendas de ropa constituyen un número ideal?

En palabras de Jennifer Scott, no hay un número mágico o tipo de ropa imprescindible.

Scott es autora de “Lecciones de Madame Chic: 20 lecciones de estilo que aprendí cuando vivía en París”, y en su closet solo hay 10 prendas: tres vestidos, dos jeans, tres blusas, una falda y una camiseta.

Su vestuario lo complementa con lo que ella llama “accesorios”, es decir, correas, chaquetas y suéteres.

La clave para manejarse con un reducido número de prendas está en comprarprendas que funcionen para distintos tipos de ocasiones y puedan combinarse con otros artículos.

“Tuve que hacer más elegante mi ropa deportiva y más informal mi ropa de trabajo”, explicó Carver.

Steve Jobs
Muchos ejecutivos exitosos se acogen al “guardarropas minimalistas”. Steve Jobs nos acostumbró a sus cuello de tortuga.

Por ejemplo, ella dejó de usar la fórmula camisa, falda y blazer, por una camisa más informal y jean, manteniendo el mismo blazer.

Ayuda mucho tener prendas en colores sólidos, y telas mezcladas con algo destretch, que no se arrugan.

Cómo lograrlo

Llegar a ser tan eficiente con la ropa implica algo de ensayo y error.

Becker señala que tuvo que experimentar con ropa diversa hasta encontrar una de alta calidad que resistiera el continuo uso y lavado.

Para él, la calidad de las telas se convirtió en un valor fundamental. “Las cosas tienen que ser más duraderas”, dice.

Adicionalmente, los minimalistas del closet, incluyendo a Scott, dicen que para tener un armario reducido no hay que sacrificar el estilo.

Al contrario, muchos piensan como Scott: tener menos prendas facilita el “desarrollo de un estilo propio”.

Ganchos en un riel oxidado
Tener un closet minimalista no implica deshacerse de todo ni abandonar el pasatiempo de ir de tiendas. Aunque sea solo bajo la modalidad “ver, no comprar”.

“Todo termina combinando entre sí, y tu quedas luciendo más presentable”, agrega.

Scott también tiene un consejo final: tener un closet minimalista no quiere decir que abandones tu pasatiempo preferido… ir de tiendas.

Ella sugiere seguir revisando mostradores, sin llegar a comprar.

“Disfruta ir de caza. Se siente muy bien cuando encuentras la pieza que te faltaba y la tachas de tu lista”, concluye.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.