Lema del Día Internacional de la Mujer 2021: “Mujeres líderes: Por un futuro igualitario en el mundo de la Covid-19”

0
274

El 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujeruna jornada para la reivindicación de los derechos femeninos con el fin de acabar con tantos años de injusticia por los que las mujeres llevan años luchando. Por las calles de miles de ciudades de todo el planeta suelen sucederse las manifestaciones, las huelgas y los alegatos para alzar la voz y para intentar avanzar un peldaño más en el terreno de la igualdad, pero este año la pandemia de coronavirus obliga a celebrar este día de otra manera.

Hoy en día, el 8M, Día Internacional de la Mujer, tiene una connotación reivindicativa. Sin embargo, lo que realmente debe recordarse cada año es la terrible matanza de 120 mujeres trabajadoras en una fábrica textil de Nueva York.

Varias mujeres hacen historia y dan origen al 8 de marzo como Día de la Mujer

A lo largo de la historia, muchas mujeres han puesto de manifiesto la necesidad de un cambio y han contribuido sustancialmente a conseguir avances para la tan eterna como injusta diferencia entre los géneros. Algunas de ellas se convirtieron en pioneras y levantaron su voz arriesgando incluso su vida, y entre las más célebres podemos encontrar escritoras, filósofas, psicólogas, activistas o artistas que quisieron dejar su huella para que las generaciones sucesivas mantuvieran el deseo de luchar.

El 8 de marzo de 1875, cientos de mujeres trabajadoras de una fábrica de textiles en Nueva York, marchaban por las calles manifestándose contra los bajos salarios (cobraban menos de la mitad de lo que cobraba un hombre en su mismo puesto).

La jornada terminó con una brutal carga policial en la que perdieron la vida 120 mujeres. Así, las trabajadoras fundaron el primer sindicato femenino.

International Women's Day 2021. Credit: UN Women/Yihui Yuan.
Credit: UN Women/Yihui Yuan.

El tema celebra los enormes esfuerzos que realizan mujeres y niñas en todo el mundo para forjar un futuro más igualitario y recuperarse de la pandemia de la Covid-19. Asimismo, está en consonancia con el tema prioritario del 65º período de sesiones de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer, “La participación de las mujeres y la adopción de decisiones por ellas de forma plena y efectiva en la vida pública, así como la eliminación de la violencia, para lograr la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de todas las mujeres y las niñas”, y con la emblemática campaña Generación Igualdad, que exige el derecho de las mujeres a la toma de decisiones en todas las esferas de la vida, la igual remuneración, la distribución equitativa de los cuidados y el trabajo doméstico no remunerados, el fin de todas las formas de violencia contra las mujeres y las niñas y unos servicios de atención de la salud que den respuesta a sus necesidades.

Las mujeres se encuentran en la primera línea de la crisis de la Covid-19 como trabajadoras de la salud, cuidadoras, innovadoras y organizadoras comunitarias. También se encuentran entre las y los líderes nacionales más ejemplares y eficaces en la lucha contra la pandemia. La crisis ha puesto de relieve tanto la importancia fundamental de las contribuciones de las mujeres como las cargas desproporcionadas que soportan.

Las mujeres líderes y las organizaciones de mujeres han demostrado sus habilidades, conocimientos y redes para liderar eficazmente los esfuerzos de respuesta y recuperación ante la Covid-19. Actualmente se acepta más que nunca que las mujeres aportan experiencias, perspectivas y habilidades diferentes, y que contribuyen de manera indispensable en las decisiones, políticas y leyes que funcionan mejor para todas y todos.

La mayoría de paísesque han contenido los efectos de la pandemia de la Covid-19 y reaccionan con más éxito ante sus impactos sanitarios y socioeconómicos más amplios están dirigidos por mujeres. Por ejemplo, las jefas de gobierno de Dinamarca, Etiopía, Finlandia, Alemania, Islandia, Nueva Zelandia y Eslovaquia han recibido un gran reconocimiento por la rapidez, la decisión y la eficacia de su respuesta nacional ante la Covid-19, así como por la manera amable de comunicar datos de salud pública basados en hechos.

Sin embargo, las mujeres son jefas de Estado y de gobierno en tan sólo 20 países del mundo.[1]

A raíz de la pandemia de la Covid-19, han surgido nuevos obstáculos que se suman a los de carácter social y sistémico que persistían antes y que frenan la participación y el liderazgo de las mujeres. En todo el mundo, las mujeres se enfrentan a un aumento de la violencia doméstica, a tareas de cuidados no remunerados, al desempleo y a la pobreza. Pese a que las mujeres constituyen la mayoría del personal de primera línea, existe una representación desproporcionada e inadecuada de mujeres en los espacios de política nacionales y mundiales relacionados con la Covid-19.

Para defender los derechos de las mujeres y aprovechar plenamente el potencial de su liderazgo en la preparación y respuesta ante una pandemia, se deben integrar las perspectivas de las mujeres y las niñas en toda su diversidad en la formulación y aplicación de políticas y programas en todas las esferas y en todas las etapas de la respuesta y la recuperación ante una pandemia.

Credit: UN Women/Yihui Yuan. fuente-https://www.unwomen.org/es ONUMUJERES

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.