LA OMS INVESTIGARÁ EN WUHAN EL ORIGEN DEL VIRUS

0
98

“No tenemos nada que ocultar”: la científica estrella de Wuhan invita a la OMS a visitar el laboratorio en el centro de la polémica por el origen del coronavirus.

La científica china Shi Zhengli está dispuesta a abrir las puertas del controvertido laboratorio de la ciudad china de Wuhan para descartar las acusaciones de que fue allí donde se creó el coronavirus.

La declaración sorpresa de la profesora Shi Zhengli a la BBC se produce cuando un equipo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se prepara para viajar a Wuhan en enero para hacer una investigación sobre los orígenes del virus SARS-CoV-2.

El remoto distrito de Tongguan, en la provincia suroccidental china de Yunnan, es de difícil acceso en el mejor de los casos. Cuando un equipo de la BBC intentó visitarlo recientemente, fue imposible.

Agentes de policía vestidos de civil y otros oficiales en autos sin distintivos nos siguieron durante kilómetrosa lo largo de caminos estrechos y llenos de baches, deteniéndose cuando lo hacíamos y retrocediendo con nosotros cuando nos veíamos obligados a dar la vuelta.Encontramos obstáculos en nuestro camino, incluido un camión “averiado”, que los lugareños confirmaron que había sido colocado al otro lado de la carretera unos minutos antes de nuestra llegada.

La viróloga china Shi Zhengli es vista dentro del laboratorio P4 en Wuhan
GETTY IMAGES
Pie de foto,La viróloga china Shi Zhengli se mostró de acuerdo con que la OMS visite su laboratorio en Wuhan.

 nos encontramos con puestos de control en los que hombres no identificados nos dijeron que su trabajo era mantenernos fuera.

A primera vista, todo esto podía parecer un esfuerzo desproporcionado dado nuestro destino previsto, una mina de cobre abandonada y anodina en la que, en 2012, seis trabajadores sucumbieron a una misteriosa enfermedad que finalmente se cobró la vida de tres de ellos.

Pero la pandemia de covid-19 le ha dado un nuevo significado a su tragedia, que de otro modo casi con certeza se habría olvidado en gran medida.

Esas tres muertes están ahora en el centro de una importante controversia científica sobre los orígenes del virus y la cuestión de si provino de la naturaleza o de un laboratorio.

Y los intentos de las autoridades chinas de evitar que lleguemos al sitio son una señal de lo duro que están trabajando para controlar la narrativa.

Estudio de campo

Durante más de una década, las colinas onduladas cubiertas de jungla en Yunnan, y los sistemas de cuevas en su interior, han sido el foco de un gigantesco estudio científico de campo.

El estudio ha sido dirigido por la profesora Shi Zhengli, del Instituto de Virología de Wuhan (IVW).

La profesora Shi ganó elogios internacionales por su descubrimiento de que la enfermedad conocida como SARS, que mató a más de 700 personas en 2003, fue causada por un virus que probablemente provenía de una especie de murciélago en una cueva de Yunnan.

El gobierno chino, el IVW y la profesora Shi han desestimado con enojo la acusación de que el virus haya salido del laboratorio de Wuhan.

Pero ante la llegada de los científicos designados por la OMS para visitar Wuhan en enero para una investigación sobre el origen de la pandemia, la profesora Shi, que ha concedido pocas entrevistas desde que esta comenzó, respondió a una serie de preguntas de la BBC por correo electrónico.

“Me he comunicado dos veces con los expertos de la OMS”, escribió, cuando se le preguntó si una investigación podría ayudar a descartar una fuga de laboratorio y poner fin a las especulaciones. “He expresado personal y claramente que les daría la bienvenida a visitar el IVW”, dijo.A la pregunta sobre si eso incluiría una investigación formal con acceso a los datos experimentales y los registros del laboratorio del IVW, la profesora Shi dijo: “Personalmente agradecería cualquier forma de visita basada en un proceso abierto, transparente, confiable y diálogo razonable. Pero el plan específico no lo decido yo”.

El doctor Daniel Lucey es médico y profesor de enfermedades infecciosas en el Centro Médico de Georgetown en Washington D.C. y un veterano de muchas pandemias: SARS en China, ébola en África, zika en Brasil.

“Tienen la capacidad, los recursos y la motivación, así que, por supuesto, han realizado estudios en animales y en humanos”, dijo.

Encontrar el origen de un brote es vital, dijo, no solo para una comprensión científica más amplia, sino también para evitar que vuelva a surgir.

“Deberíamos buscar hasta encontrarlo. Creo que se puede encontrar y creo que es muy posible que ya se haya encontrado”, dijo. “Pero entonces surge la pregunta, ¿por qué no se ha revelado?”.

El doctor Lucey cree que lo más probable es que el SARS-Cov-2 tenga un origen natural, pero aún no quiere que otras alternativas se descarten tan fácilmente.

“Así que aquí estamos, 12, 13 meses después del primer caso reconocido de covid-19 y no hemos encontrado la fuente animal”, dijo. “Entonces, para mí, es una razón más para investigar explicaciones alternativas”.

Este es un punto que le expuse a Peter Daszak, miembro del equipo de la OMS para el estudio de los orígenes del virus.

“Sabes, he trabajado con el IVW durante una década o más”, dijo. “Conozco a algunas de las personas allí bastante bien y he visitado los laboratorios con frecuencia, los conocí y cené con ellos durante 15 años”.

“Estoy trabajando en China con los ojos bien abiertos, y estoy devanando mi cerebro hacia atrás en el tiempo por si hay el menor indicio de algo extraño. Y nunca lo he visto”.

Cuando se le preguntó si esas amistades y relaciones de financiación con el IVW presentaban un conflicto de intereses para su papel en la investigación, dijo: “Archivamos nuestros documentos; todo está ahí para que todos lo vean”.

“Me convierte en una de las personas del planeta que más sabe sobre los orígenes de estos coronavirus de murciélago en China”, agregó, sobre su colaboración con el IVW.

China puede haber proporcionado solo datos limitados sobre su búsqueda del origen del SARS-Cov-2, pero ha comenzado a promover una teoría propia.

Peter Daszak
El doctor Peter Daszak dijo que no había visto ninguna evidencia de que lo que ocurrió fue una fuga de un laboratorio.

“Todos nuestros resultados de investigación se publican en revistas inglesas en forma de artículos”, dijo. “Las secuencias de virus también se guardan en la base de datos GenBank [administrada por Estados Unidos]. Es completamente transparente. No tenemos nada que ocultar”.dice la profesora Shi.

La OMS promete una investigación “de mente abierta” sobre los orígenes del nuevo coronavirus, pero al gobierno chino no le interesan las preguntas, al menos no de los periodistas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.