La muerte de Denys en contexto

0
10

El pasado 10 de octubre se presentó una denuncia en Tacuarembó que refería a la desaparición de Denys Sebastián Rodríguez Rivero, un hombre de 30 años.

Luego de un intenso trabajo de búsqueda e investigación policial, finalmente, en la jornada de ayer se realizó la detención de su ex pareja, una mujer de 42 años, y el hijo de la misma, un joven de 21 años. Como presuntos autores materiales del homicidio.

Una relación compleja

Según fuentes cercanas a esta pareja, se pudo confirmar que se trataba de una relación tóxica con presencia de violencia de ambas partes, en donde se habían realizado algunas denuncias cruzadas.

Concretamente, según informó la policía, Denys tenía una medida cautelar de alejamiento que fue expedida en enero de este año y que tenía una validez de 180 días. Sin embargo, esta medida no era respetada por acuerdo mutuo. Según lo informado por el Jefe de Policía de Tacuarembó, la pareja no cumplía con dicha advertencia y continuaban frecuentándose.

Por otra parte, fuentes cercanas a la presunta homicida cuentan que ésta acudió a una colectiva feminista en busca de contención debido a situaciones de violencia que transitaba. Aunque fuentes cercanas también reconocen agresiones cometidas de su parte.

La fiscal del caso Elizabeth Frost junto con el equipo policial trabajan arduamente tomando declaraciones que puedan explicar o dar contexto a un hecho terrible, pero que sin dudas trae aparejado una historia compleja detrás.

Primeras pistas condujeron a aclarar el caso

Un hecho clave en la investigación y procedimiento de búsqueda fue el hallazgo próximo a uno de los lagos del balenario Iporá, de una billetera y documentos personales que pertenecían a la víctima. A partir de allí, mediante autorización de fiscalía, se procedió a la intervención de líneas telefónicas con el fin de ubicar a las últimas personas con quien Denys había tenido contacto previo a su desaparición.

Esta acción aceleró el proceso de investigación y finalmente se dio con las dos personas actualmente arrestadas, su expareja de 42 años y el hijo de ésta de 21, quienes declararon haber trasladado el cuerpo y haberlo enterrado en un camino vecinal a la altura de los kms 185 y 186 de la ruta Nacional Nº 31.

Luego de la detención se supo que las pertenencias de la víctima fueron arrojadas en un lugar lejano a donde finalmente fue hallado el cuerpo sin vida. Se presume que esto pudo haber sido una estrategia de los presuntos autores del crimen, para desviar la búsqueda de la víctima.

Como parte de las pericias realizadas, se supo que no se utilizaron armas en el homicidio. La causa de muerte fue asfixia mecánica. A su vez, el perito forense pudo identificar algunos golpes. El equipo de policía científica también se encuentra realizando las pericias correspondientes al auto de la mujer arrestada.

En las próximas horas fiscalía y equipo policial darán a conocer las formalizaciones para estas dos personas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.