La interna de Peñarol con el empresario Lasalvia, los motivos de la salida de Curutchet

0
76

La salida de Fernando Curutchet del área de coordinación de formativas de Peñarol, cargo que ocupaba desde el año 2015, nada tuvo que ver con su excelente gestión durante su proceso de trabajo en el que catapultó a las divisiones juveniles de la institución, con un modelo de captación de futbolistas y aprendizaje que fue muy valorado por la nueva presidencia de Ignacio Ruglio.

De hecho, en la devolución del área deportiva actual, encabezada por Pablo Javier Bengoechea una vez le fue comunicada la decisión de que no iba a continuar por parte del presidente, reflejó cada uno de los puntos expresando anteriormente y más.

¿Pero entonces, por qué se optó por un cambio de timón? Pues bien, se debe específicamente a la fuerte incidencia del empresario Edgardo Lasalvia dentro de las formativas del club.

El ahora excoordinador de dicha área mencionada, no estuvo «prendido» ni mucho menos, en ninguna comisión o rédito económico porque ciertos futbolistas que eran representados por el agente jugarán o tuvieran más participación que otros en las diferentes categorías inferiores.

Sin embargo, según supo La Oral Deportiva, el propio llamaba, en ocasiones, hasta tres veces por día a Curutchet para decirle en sentido figurado, «por qué no juega fulano, mengano o sultano», encubriendo el planteo con consultas como que le faltaba a tal futbolista para jugar o si era necesario que él le diera un tirón de orejas.

Por estas cuestiones, entre otras, el propio Curutchet le manifestó al presidente Ruglio que «no supo manejar a Lasalvia» y además, le reconoció al titular aurinegro que «temía fuera una situación que se le fuera de las manos» en los días que vendrían, como señalándole que todavía estaban a tiempo de revertirla.

Justamente, alineado con uno de los pilares que pretende la actual directiva y en la que es partícipe de manera directa el área deportiva, que es cortar de raíz y erradicar el manejo a libre albedrío de Lasalvia en las formativas del club, se tomó, o si se quiere, se aceptó cual si fuera una renuncia por adelantado por desgaste; la decisión de la salida de Curutchet.

Incluso, de ahora en más, Peñarol ya dio el primer paso para evitar que los futbolistas formados desde pequeños en la institución se vayan sin pasar por Primera o sean vendidos sin dejar nada a la institución.

Por tanto, todos aquellos jugadores que sean ascendidos a Primera División, «no sacan un lateral con el equipo principan» si no tienen un contrato firmado con el club por un mínimo de tres años, situación similar a la que fue expuesto Facundo Torres, quién si no finiquitaba su renovación previo al partido con Cerro en el inicio del Clausura, no integraría el plantel.

Así está la interna de Peñarol en cuanto al tema, donde queda aún tela por cortar y habrá más novedades al respecto.

por Rafael Castillo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.