Israel_El empate entre Netanyahu y su rival centrista Gantz apunta a una fórmula de gran coalición.

0
268

Jerusalén 18 SEP 2019 – 11:18 CEST

Israel mantiene el bloqueo político después de haber votado dos veces este año. Los resultados han arrojado un empate virtual con el 92% de los sufragios escrutados, según datos oficiosos publicados por el diario Haaretz. El partido Likud (conservador), del primer ministro Benjamín Netanyahu, obtiene 32 diputados en una Kneset (Parlamento) de 120 escaños, los mismos que la alianza Azul y Blanco (centrista), liderada por el exgeneral Benny Gantz. La suma por bloques ideológicos refleja 56 escaños para la derecha, lo que priva a Netanyahu de la posibilidad de formar un Gobierno conservador homogéneo, frente a los 55 del centro-izquierda.


Benjamín Netanyahu y del centrista Benny Gantz. AMIR COHEN REUTERS

Avigdor Lieberman, exministro de Defensa y paladín político de los judíos de origen ruso, ha sido el verdadero triunfador de la repetición de los comicios, que él mismo forzó al negarse a integrar a su partido, Israel Nuestra Casa, en un nuevo Ejecutivo dirigido por Netanyahu tras las legislativas del pasado mes de abril. Lieberman casi ha duplicado, con nueve escaños, sus resultados de hace cinco meses en la segunda vuelta celebrada este martes. Su papel arbitral le asigna la llave de la gobernabilidad.

En la madrugada de este miércoles, Lieberman ha sido el primero en reclamar un Ejecutivo de gran coalición entre el Likud y Azul y Blanco, en el que su partido aspira a reservarse una cuota de poder. “Nuestra única opción es un Gobierno de unidad nacional de amplia base laica y liberal”, acotó ante la prensa. Frente a la opción de un Gobierno de concentración, los líderes de agrupación centrista, con el exgeneral Gantz a la cabeza, exigieron durante la campaña que el primer ministro debía apartarse para dejar paso a otro dirigente conservador no salpicado por la corrupción.

“Netanyahu es consciente de que ha fracasado en el referéndum sobre su continuidad en el poder, y los dirigentes del Likud acabarán organizándose al margen de su líder”, prevé el analista político Emmanuel Navon tras las legislativas en el gran partido de la derecha israelí. En declaraciones a un grupo de periodistas, analizó los escenarios posibles tras los comicios, informa Miriam Blanco. “Lo más realista es que se forme un gabinete de unidad”, apostó, “pues está claro que es lo que quieren los israelíes: un Gobierno centrista formado por gente en la que confiar”

“Hemos cumplido nuestra misión, mientras que Netanyahu parece que no ha tenido éxito”, aseguró con satisfacción el líder de la oposición centrista cuando empezaron a anunciarse los resultados electorales. “Esperamos que el pueblo de Israel pueda tener el Gobierno de unidad que necesita”, declaró a la radio estatal Gantz tras advertir de que había que aguardar a la publicación de los resultados oficiales. Las extraordinarias medidas de control del sufragio y el escrutinio adoptadas ahora por el Comité Electoral Central, destinadas a impedir una eventual impugnación por irregularidades en las votaciones, están retrasando el recuento.

fuente _elpais.com/internacional /

JUAN CARLOS SANZCorresponsal en Oriente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.