Inauguración a fines de agosto el Instituto Tecnológico Regional en Fray Bentos.

0
2

El Instituto Tecnológico Regional en Fray Bentos contará con 2.500 metros cuadrados y su construcción se logra gracias al aporte de capital propio incluido en el Presupuesto nacional, una donación de cuatro millones de dólares realizada por la empresa UPM y un aporte de equipamiento de China con valor de 3,5 millones de dólares”,

informó el director de la Universidad Tecnológica (UTEC), Rodolfo Silveira.

“A fines de agosto abrirá el Instituto Tecnológico Regional en Fray Bentos, para lo cual los técnicos chinos ya están en el país para comenzar el montaje del equipamiento de última generación por un valor de 3,5 millones de dólares, de aproximadamente dos toneladas de peso”, explicó Silveira.

Ese equipamiento respaldará la carrera de mecatrónica, pero también informática y los cursos con algún componente virtual o a distancia.

En el predio del ex Frigorífico Anglo se ofrece la carrera de mecatrónica, que conjunga electrónica, informática y robotización, y el próximo año se habilitarán dos carreras más, que son tecnicatura en informática, presente en Durazno y para la que hay gran demanda en Fray Bentos, y jazz y música creativa, una carrera que Silveira calificó como “bastante peculiar, pero que la UTEC considera importante”.

A veces se pregunta por qué esta carrera en una Universidad Tecnológica y se responde que es “porque queremos romper con eso de que arte y tecnología no tienen nada que ver, y es todo lo contrario, tienen mucho que ver y más en este momento donde la tecnología impera”, puntualizó.

Silveira recordó que la UTEC comenzó en 2014 “desde cero” y hoy ya cuenta con casi 400 estudiantes en seis carreras, dos en Colonia, una en Fray Bentos, una en Paysandú y dos en Durazno. Hasta el momento fueron edificados unos 4.000 metros cuadrados, añadió.

Sostuvo que, al ser una universidad ubicada en el interior y donde sus estudiantes viven en la región, no necesariamente en la ciudad, los programas de estudio incluyen componentes virtuales para no hacer viajar todos los días a los alumnos, ya que muchas veces en el interior es más difícil moverse de una ciudad a otra.

Destacó, además, que las carreras de la UTEC responden a las demandas territoriales en el interior. “No son los mismos requerimientos de base tecnológica en Fray Bentos, donde hay un uso intensivo de agricultura para la soja, por ejemplo, a lo que puede ocurrir en Rivera, donde hay un fuerte componente de logística, una carrera que el año que viene comienza allí”, dijo.

Otro ejemplo propuesto por Silveira son las carreras de medio ambiente y energías renovables, en Durazno, departamento con desarrollo de molinos de viento y energía eólica. “El diseño de la UTEC es muy plástico en lo que hace a la capacidad para tener oferta educativa y sobretodo en el aprendizaje, es decir las competencias con las que salen los estudiantes”, justificó.

“Casi todas las carreras tienen dos tramos, uno de tecnólogo y uno de ingeniero, para que haya una salida laboral intermedia si el estudiante quiere ingresar al mundo del trabajo o tener su propio emprendimiento; a ser tecnólogo se llega en 3 años y a ingeniero en cinco años”, indicó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.