Huracán Eta: el ciclón de categoría 4 toca tierra en Nicaragua con “vientos catastróficos” y obliga a evacuar zonas de riesgo.

0
99

Con vientos sostenidos de hasta 240 kilómetros por hora, el huracán Eta impactó este martes en el noreste de Nicaragua y amenaza con llegar a Honduras y otros países de América Central y el Caribe, con vientos e inundaciones catastróficas.

huracán

Huracan ,INTI OCON/GETTY IMAGES

Eta tardó solo 24 horas en pasar de una tormenta tropical a un huracán de categoría 4 este lunes.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC, por sus siglas en inglés) advirtió que puede causar fuertes marejadas y vientos, inundaciones repentinas y deslizamientos de tierra que entrañan peligros mortales.

Además de la alerta de huracán, el NHC también emitió un aviso por tormenta tropical para la costa noreste de Honduras.

Se prevé que alrededor de 100.000 personas que viven a lo largo de la costa nicaragüense, en su mayoría en comunidades indígenas, serán afectadas por la tormenta.

Imagen

en Honduras se reportaron víctimas. Las ciudades norteñas de Tela y La Ceiba registraron inundaciones y algunas comunidades quedaron incomunicadas después de que varios puentes colapsaran por las corrientes de los ríos en el departamento de Copán.

Miles de evacuados

El gobierno nicaragüense aseguró que 20.000 ciudadanos de la región caribeña abandonaron sus hogares y se encuentran refugiados en iglesias, escuelas y casas más seguras de familiares.

Las regiones indígenas del norte del país, la zona de mayor riesgo ante Eta, son algunas de las más pobres de Nicaragua y muchas personas viven en casas de madera o construcciones precarias.

El Salvador declaró alerta roja a nivel nacional por la emergencia, mientras que la vecina Honduras lo hizo en cinco de los departamentos del país. En ambos países también se realizaron evacuaciones de habitantes de las zonas en mayor riesgo.

ste lunes por la tarde, vientos con fuerza de tormenta tropical ya golpeaban el archipiélago de cayos Miskitos, un islote situado en el mar adentro en la costa noreste caribeña de Nicaragua.

Las mujeres y los niños fueron evacuados de esta zona y solamente los hombres se quedaron para proteger las casas de esta comunidad donde residen unas 800 personas.

“Llueve fuerte y hay mucho viento. El mar está revuelto. Tenemos miedo”, dijo Kevin Lackwood, un residente indígena miskito de la comunidad costera de Prinzapolka, a AFP.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.