Funciona !El infalible truco para que tus hijos no te pidan comprar todos los juguetes que ven ahora en Navidad.

0
1

Sin rabietas, lloros y demás procesos traumáticos, el consejo de esta madre se ha vuelto viral en vísperas de la fiestas navideñas

Estamos a muy pocos días de Navidad. Y todos los comercios y tiendas llevan ya tiempo luciendo en sus escaparates todos los juguetes para que los Reyes Magos y Papá Noel no se despisten y sepan dónde tienen que comprarlos para llevárselos a los niños. Es, en estos días, cuando ir por las tiendas con los hijos se convierte en una auténtica pesadilla.

tiendas de juguetes

Y es que no hay esquina en la que no se paren para ver esa muñeca que tanto quieren, ese coche que es el más veloz, ese juego que tanto anhelan… Todo lo cogen. Todo lo miran. Y este gesto siempre va acompañado de una mágica frase que taladra la cabeza de los progenitores: «Mamá, quiero esto», «Papa, lo quiero».

Es entones cuando empieza una dura batalla: mientras los menores se empeñan en querer todos los juguetes y llevárselos a casa, los progenitores dicen «no». Esta negativa -que se repite sin cesar- suele ir acompañada de enfrentamientos, lloros, pataletas, discusiones… Pero, al fin, tenemos una solución.

Kristina Watts, una madre estadounidense, ha compartido el truco que ella utiliza con su hija para evitar este tipo de situaciones. A través de una publicación en Facebook, esta madre reconoce que sus viajes a las tiendas solían ser muy «dolorosos» en esta época del año. «En todos los sitios hay juguetes y, por supuesto, mi hija los quiere todos», explica.

Watts decidió dar la vuelta a una situación que se vuelve insostenible. Así que aconseja a todos las familias que prueben un truco que a ella le ha funcionado. Consiste en que, cuando tu hijo se pare en el centro comercial ante cada juguete que desea, atiéndele y escucha lo que te dice. Una vez acabe, te diriges a él y le dices: «Bien. Voy a hacerte una foto con este juguete y se la vamos a enviar a Papá Noel para que te conozca y sepa lo que quieres». Puedes enviar esta foto a los abuelos, tíos o a los Reyes Magos, apunta. O simplemente, guardártela en tu móvil. Da igual. Lo importante es que tu hijo se quede tranquilo.

Mágicamente, su hija sonríe. Pide ver la foto. Luego coloca el juguete en su sitio y se va. 

Es mágico. No hay lágrimas. No hay berrinches. Y ella se olvida de todo en minutos», explica Watts ésta mamá que aconseja probar el truco a todos los progenitores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.