Francia : protestas, escasez de gasolina, y amenaza de apagones. Y la organizacion de Eurocopa de fútbol 2016. .

0
9

Las razones del tumultuoso momento que atraviesa Francia

Después de semanas de continuas pero poco espectaculares marchas de protesta en contra de una polémica reforma laboral aprobada por el gobierno galo, en la última semana la situación se ha complicado notablemente.

“Hay filas de gente enojada en las gasolineras, ciudadanos que no pueden manejar al trabajo, llantas quemándose frente las refinerías de petróleo…”

Para este jueves varios sindicatos convocaron además manifestaciones en las principales ciudades del país, por lo que la policía teme nuevos episodios de violencia.

La gasolina escasea en al menos 4.000 estaciones de servicio y se estima que este jueves más de un tercio de los trenes no cubrirán sus rutas ni saldrá más del 15% de los vuelos previstos.

Y sobre el país ahora pende también la amenaza de apagones, pues los trabajadores de 16 centrales nucleares decidieron sumarse a una huelga en la que ya también participan trabajadores de la industria petrolera, ferrocarriles, aeropuertos y puertos.

Todo a dos semanas de la inauguración del Campeonato Europeo de Fútbol, la Eurocopa, que este año se disputará en tierras francesas.

 

Protesta en una central nuclear de Francia

Los trabajadores de las centrales nucleares, que generan la mayor parte de la energía del país, se sumaron a la huelga.

Reforma laboral

Pero el motivo de fondo es la ley de reforma laboral que el primer ministro Manuel Valls –después de consultas con el presidente François Hollande– aprobó hace dos semanas sin pasar por el Parlamento.

Pero el uso del Artículo 49-3 ciertamente da cuenta de la falta de popularidad de la reforma, que ha visto jornadas de protesta en la que cientos de miles de personashan salido a manifestarse en las calles francesas.

El gobierno insiste que la medida es esencial para facilitar la creación de empleo, pues le da a los empleadores mayor libertad para contratar, despedir y reducir salarios, además de permitirles negociar asuntos como la duración de la jornada laboral, vacaciones y permisos.

Esa oposición parece haber ayudado a convencer a los sindicatos más radicales -y en particular a la Confederación General del Trabajo, CGT- de que esta es una batalla que puede ganarse.

“Calcularon que el presidente Hollande -un político poco popular y poco respetado, cuyo instinto siempre ha sido el de buscar acuerdos- no iba estar dispuesto a dar pelea”, explica Hugh Schofield.

“Entonces decidieron jugársela toda“, agrega.

Según nuestro corresponsal, para Hollande “echarse para atrás con la reforma laboral sería una admisión de total incapacidad“.

“Manuel Valls seguramente tendría que renunciar y durante el último año de su mandato como presidente sería un cero a la izquierda”, señala Schofield.

“Y una rendición también sería un acto monumental de traición contra el bloque sindical más moderado -la Confederación Francesa Democrática del Trabajo, CFDT- que aprobó la reforma laboral y es actualmente su aliado”.

 

Francia redoblará la seguridad para proteger la Eurocopa 2016

Por lo demás, si los sindicatos más radicales apuestan por la Eurocopa, el gobierno confía en que la opinión pública pueda voltearse en contra de estos si se producen racionamientos de energía, si escasea la gasolina por mucho tiempo y, sobre todo, si hay violencia.Y, eventualmente, el fútbol también puede ayudar simplemente convirtiéndose en la nueva preocupación nacional de los franceses.

media

En el Stade de France y en el resto del país, Francia quiere evitar los ataques terroristas y los desbordes de hooligans

La polémica de las “Fan – Zones”

Existen algunos escépticos sobre la suficiente seguridad que habrá dentro de las llamadas “fan-zones”, especiales para los que no tienen entradas para los estadios y quieren seguir el encuentro en una pantalla gigante, las cuales recibirán 7 millones de visitantes en las diez ciudades sede.

Es el caso de Nicolas Sarkozy, líder del partido republicano francés, quien planteó si es “razonable” para la seguridad autorizar estas zonas de reunión masivas: “¡Cien mil personas bajo la torre Eiffel! ¿A caso nuestras fuerzas del orden sólo tendrán como tarea cuidar una ‘fan-zone’ de 100.000 personas en París? No me parece que sea una buena decisión conservarlas”, declaró. el ex presidente.

Por su parte, el ministro del interior, defiende la decisión de mantener las “fan-zones” y asegura que serán espacios seguros “tomé la decisión de imponer cacheos de seguridad a la entrada, de contar con detectores de metales y de prohibir las peleas en el interior”.

Así mismo, señaló que suprimir las “fan-zone” provocaría la agrupación de aficionados de forma improvisada e imprevisible y por lo tanto “el riesgo se multiplicaría.”

 

fuentes /BBC/http://es.rfi.fr/francia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.