Exjerarca del hospital de Dolores sancionada por “faltas graves”.

0
7
La exdirectora contrató ambulancias de su propia empresa para el centro
El directorio de la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE) resolvió sancionar con 91 días de suspensión y retención de haberes a Ana Falótico, la exdirectora del hospital de Dolores .
La resolución califica el accionar de Falótico como “falta grave” y explica que hubo conjunción entre el interés público y el privado.
“Siendo propietaria de la empresa EMS Ltda, contrató servicios con ASSE mientras cumplía funciones como director del hospital de Dolores, en su calidad de ordenadora de gastos”, agrega el texto.
Las autoridades resolvieron aplicar la misma sanción a Nestor Graña –esposo de Falótico–, quien se desempeña como médico en ASSE pero “en su calidad de director de EMS presentó cotización de precios” y violó distintas disposiciones del Tocaf.
Por otra parte, el directorio suspendió durante 21 días a Milton Malacría, quien ejerce como gerente financiero del hospital.
Su caso representa una “falta intermedia”, ya que si bien el documento afirma que actuó “de forma negligente, imprudente, violando el deber de eficiencia”, aclara que “existen elementos que relativizan la gravedad de su error”.
Según la resolución del directorio, el contador debería haber rechazado la propuesta presentada por EMS.
Si bien la resolución del sumario fue firmada el 23 de agosto de este año, los errores corresponden a una auditoría realizada entre marzo y julio de 2014.
Por ese motivo, si bien el documento también sanciona a Doris Acosta –quien se desempeñaba como administradora en ese centro–, el directorio no puede tomar medidas porque ella ya no trabaja en ASSE.
A la jerarca también le hubieran correspondido 21 días de suspensión por una “falta intermedia”.
La auditoría realizada en 2014 por ASSE reveló que la dirección del hospital desmanteló el equipo que tenía para traslados especializados para luego contratar este servicio con la empresa EMS.
“La dirección quitó el equipamiento que tenía uno de sus móviles para la realización de traslados especializados, entregando parte del mismo a la empresa que brinda servicios de enfermería domiciliaria, y
guardando el resto en la oficina de Personal de la Unidad Ejecutora”, señala el informe.
Por otra parte, la misma investigación mostró que en el hospital de Dolores las empresas tercerizadas habían facturado 607 horas más que de las que figuraban como realizadas, según el reloj biométrico.
En julio la diferencia ascendía a 821 horas.
La auditoría afirmaba que los registros de asistencia no eran tenidos en cuenta a la hora de pagar facturas a las empresas tercerizadas. Las firmas investigadas brindaban servicios de vigilancia, limpieza, mantenimiento y farmacia, entre otros, en ese centro.
Estos hechos fueron denunciados a la Justicia local por el edil nacionalista Heber Scirgalea.
Sanción pendiente
Fuentes de la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE) dijeron  ques no se votó en la reunión de directorio la sanción del subdirector del hospital de Rivera, Víctor Recchi, ni la del administrador, Leonardo Cuña.
El sumario concluyó que el primero cometió “faltas gravísimas” y el segundo “faltas graves”. Ambos están vinculados a una trasposición de fondos para pagar sueldos con dineros destinados a estudios médicos.
fuente_elobservador

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.