El Senado brasileño aprueba la destitución de Dilma Rousseff

0
3

El Senado brasileño decidió finalmente este miércoles destituir a Dilma Rousseff tras un largo proceso de impeachment que ha acabado con una votación en la que 61 de los 81 senadores votaron a favor de la salida de la mandataria del gobierno brasileño. La mandataria se salvó de la inhabilitación para ejercer un cargo público durante los próximos ocho años después de una segunda votación en la que 42 senadores se mostraron partidarios de la inhabilitación, 36 en contra y tres se abstuvieron. Para que Rousseff fuese inhabilitada habría sido necesaria el voto favorable de al menos dos tercios del senado.

En un principio, una sola votación debía decidir ambas cuestiones, pero finalmente se dividió en dos partes después de que en el último momento el Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil consiguiese que se analizase primero su destitución y luego, si fuese aprobada, su inhabilitación durante ocho años.

El motivo de la petición de esta separación ha sido el hecho de que Rousseff tiene 68 años y, si era inhabilitada por ocho años, como establece la legislación brasileña, sólo podría volver a presentarse a unas elecciones con 76 años de edad.

El senador Lindbergh Farias, del PT, leyó artículos de la ley que establece las reglas de los procesos de destitución, que data de 1950, de la Constitución de 1988 y de sentencias del Tribunal Supremo para argumentar la petición de que se realizasen dos votaciones.

En 1992 el entonces presidente Fernando Collor de Mello renunció a la Presidencia instantes antes de que el Senado celebrase la votación de su destitución, en un proceso similar al que enfrenta Rousseff, pero el Senado decidió inhabilitarle del mismo modo pese a su jugada para evitarlo.

En el debate de este miércoles, Collor, que actualmente es senador, se opuso a que se celebren dos votaciones pues, según él, no se puede hacer una “interpretación troceada” de la Constitución.

Una vez oídos argumentos a favor y en contra, el presidente del Tribunal Supremo, Ricardo Lewandowski, aceptó la petición después de una larga argumentación en la que se basó en el regimiento interno del Congreso.

Finalmente, en la segunda votación, el sentido del voto fue el mismo

Fuente La Vanguardia

dilma

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.