Efecto PADO : bajan rapiñas

0
10

A poco más de un mes de implementado el nuevo modelo de patrullaje con el Personal de Alta Dedicación Operativa (PADO), los resultados son altamente positivos registrándose una baja notoria de las rapiñas.

En los sectores donde se instrumentó el patrullaje con el personal PADO, la baja es ostensible y llega a guarismos de dos dígitos que son altamente satisfactorios para la población de esos lugares, en primer lugar, y para las autoridades que apostaron al modelo.

Pero el impacto de esos resultados trasciende las zonas intervenidas, afectando a la baja también al resto de las zonas que mantienen un comportamiento descendente en el principal delito que atormenta hoy a los uruguayos.

Sin embargo, las autoridades mantienen cautela ya que el período es demasiado corto para poder aventurar un pronóstico definitivo pero los resultados son alentadores y dan una señal positiva sobre la estrategia dispuesta.

Los 1000 efectivos PADO se distribuyen por la zona metropolitana del país, comprendiendo los departamentos de Montevideo, Canelones y San José, donde se concentra el mayor porcentaje de delitos.

Asimismo, los servicios son de carácter dinámico, disponiéndose en los lugares y horas en que se registra el mayor índice delictivo.

En las zonas donde se ha instrumentado el PADO, se han operado bajas que llegan al 14% en Montevideo y 33% en Canelones (tomando exclusivamente el período desde que se comenzó con el nuevo sistema, 11 de abril a 16 de mayo), cifras comparadas con igual período del año pasado. (Ver tabla de resultados PADO)

La nueva operativa abandona viejas prácticas de un modelo ampliamente superado por una policía más moderna y mejor capacitada.

El trabajo individual dejó espacio al trabajo en equipo;

la baja movilidad operativa a una alta movilidad que sigue la dinámica diaria del comportamiento delictivo;

el viejo modelo de patrullaje aleatorio cedió al nuevo sistema de un patrullaje basado en evidencias.

Los altos tiempos de respuesta se contrastan con la baja sostenida de la respuesta policial en la emergencia, así como la falta de disciplina operativa se superó con la aplicación de protocolos de actuación que regulan la actividad de los operarios policiales.

La vieja escuela, basada en la evaluación empírica, es sustituida por la nueva modalidad que aplica la gestión por resultados, la cual permite medir la eficiencia policial (al alza con el nuevo modelo).

Una eficiencia que se traduce en la contención del delito y la proyección a la baja del mismo.

 

Algunos aportado pagina Ministerio Interior

  • Las rapiñas en el Uruguay han tenido un crecimiento constante desde 1980 año en el que se inician los registros estadísticos oficiales de delitos en el Uruguay.
  • La distribución de los delitos en el Uruguay no es homogénea en el territorio nacional. En el año 2015, el 94,4% de las rapiñas se concentraron en el área metropolitana. En Montevideo ocurrieron 81,2% y en Canelones el 13,2%.
  • En Montevideo, las rapiñas están fuertemente concentradas en determinadas áreas de la ciudad. El 63% de las rapiñas ocurren en los barrios de la zona oeste y norte de la ciudad donde viven fundamentalmente sectores de trabajadores y capas medias de la sociedad, que corresponden a las Zonas Operacionales III y IV.
  • A partir de esos estudios del comportamiento criminal, se definieron para el caso de Montevideo un conjunto de 28 micro territorios que tienen una extensión de 42 km2 y que representa al 8% del total de la ciudad. Allí viven 360.000 personas, es decir, el 27% de los habitantes.
  • En esas zonas se identificaron 120 tramos de calles que acumulan una extensión de 25 kilómetros, lo que representa algo menos del 1% del total del entramado vial de la ciudad.
  • En esos lugares, se instaló el nuevo sistema de patrullaje con 500 policías que trabajan 8 horas diarias con un sistema de horario que varía según la situación delictiva que ha logrado un descenso muy relevante de las rapiñas en todo Montevideo.
  • El patrullaje de cercanía implica recorridas a pie del personal policial que a su vez cuenta con apoyo de móviles y patrulleros. En el primer mes se detuvieron 101 personas que estaban requeridas. Un total de 17505 personas y 6473 vehículos fueron controlados durante el patrullaje.
  • El nuevo sistema logró en promedio una baja de un 15% de las rapiñas en todo Montevideo y de un 37% en los 28 microterritorios. Algunos barrios de Montevideo han tenido un descenso récord de entre 30% y 60%. A su vez, los hurtos descendieron un 3% en toda la ciudad
  • La caída del las rapiñas ocurrió en las 4 Zonas Operacionales en las que se divide la Jefatura de Montevideo, lo que confirma que no hay un corrimiento del delito sino una disminución real. En el departamento de Canelones, contiguo a Montevideo las rapiñas descendieron un 33%. La baja de los hurtos, confirma que también que no ha habido un traslado de la modalidad delictiva.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.