EE.UU. «Código de silencio» son más los policías que se suicidan que los que mueren cumpliendo con su deber.

0
284

En 2018, un estudio a nivel nacional halló que en EE.UU. son más los policías que se suicidan que los que mueren cumpliendo con su deber.

Policía de Nueva York.

GETTY IMAGES Image El departamento de policía de Nueva York es uno de los cuerpos policiales que más ha sufrido por los suicidios de uniformados.

Durante 32 años había sido policía y se había acostumbrado a la adrenalina de las persecuciones, pero esa mañana estaba buscando a su hijo: un par de horas antes había recibido una llamada en la que le decían que David, también policía, no se había presentado al trabajo.
 Sabía que algo no estaba marchando bien», relató «Él estaba en el carro, sentado y tenía su teléfono en el regazo. Lo supe de inmediato. Pero yo simplemente no lo quería saber a la vez», relató con la voz entrecortada.

Dave Betz muestra una foto de su hijo David.

DAVE BETZImage captionDave le cuesta hablar sobre su hijo, pero quiere que se hable más sobre el tema de salud mental dentro del cuerpo policial.

David Betz murió debido un disparo autoinflingido, sin dejar ninguna explicación sobre porque se había quitado la vida. Él ahora forma parte de ese grupo de cientos de policías en EE.UU. que se han suicidado dejando atrás un sinnúmero de preguntas sin responder.»Siempre creí que podía ver si alguien necesitaba ayuda. Pero no pude verlo en mi hijo y eso me duele mucho«, dijo Dave.

Y el estudio también señala con claridad que los oficiales de policía tienen el mayor riesgo de suicidio entre todas las profesiones por una combinación fatal: estrés intenso, presión para ocultar su angustia emocional y fácil acceso a un arma de fuego.

El año pasado, 167 policías se suicidaron, mientras que en lo que va de 2019 lo han hecho 130, cuando aún faltan tres meses para que culmine el año, de acuerdo con Blue Help, una organización que apoya la prevención de este problema a nivel nacional.

Lo grave es que ese número apenas refleja los suicidios confirmados. Algunos expertos indican que esas cifras pueden ser mayores debido a que algunas familias prefieren no reportar la causa de la muerte o describirla como algo natural.

Una realidad silenciosa_La ciudad de Nueva York es la que tiene peores números a nivel nacional. El jefe departamento de policía (NYPD, por sus siglas en inglés), James O’Neill, declaró una emergencia de salud mental debido al suicidio de nueve policías en los últimos meses.

«Necesitamos cambiar la cultura. Necesitamos asegurarnos de que nuestros policías tienen acceso a programas de salud mental, para que puedan hacer bien el trabajo que quieren hacer», señaló O’Neill.

Pero la crisis continúa. Robert Echeverría, de 56 años, murió por una herida de bala que él mismo se disparó en agosto de este año, solo un día después de que otro policía, Johnny Ríos, se suicidara.

La hermana de Echeverría, Eileen, le dijo a la BBC que ella había contactado a Asuntos Internos sobre la salud mental de su hermano. Incluso pocas semanas antes de su muerte.

El NYPD dijo que iba a investigar, pero nada ocurrió. Ella culpa a los altos mandos.

Comisionado de la POlicía de Nueva York
El comisionado de la Policía de Nueva York, James O’Neill.

«El departamento de policía está roto en muchos niveles. No es lo mismo de antes, que era cuando respetaban a los policías», dijo.

«Ahora los escupen en las calles y cuando van con sus jefes, estos también los escupen. ¿Yo podría tener una vida normal bajo esas condiciones? Realmente no podría hacerlo, no soy lo suficientemente fuerte. Que Dios bendiga a los que lo soportan», añadió.

El NYPD dijo que está investigando la muerte de Echeverría.

Estados y ciudades alrededor del país tienen problemas similares. California, Florida, Nueva York y Texas reportaron cada una cerca de 10 suicidios el año pasado, de acuerdo a Blue Help.

A principios de este años, el Departamento de Policía de Chicago, la segunda mayor fuerza del país con 13.000 uniformados fue confrontada sobre el problema de los suicidios.

Estas tragedias han hecho que se haya lanzado una campaña de salud mental, que ha incluido duplicar el número de psicólogos disponibles, además de un video en el que se puede ver a uno de los jefes de la institución admitiendo sus problemas de salud mental.

El presidente de EE.UU., autorizó cerca de US$7,5 millones para financiar una campaña de prevención del suicidio, que incluyen capacitación sobre asistencia en este tipo de temas para reducir el número de víctimas.FuenteBBC

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.