Los jefes de Estado del Mercado Común del Sur (Mercosur) dieron comienzo en la ciudad argentina de Mendoza a la cumbre semestral del bloque después de un año y medio sin citas presidenciales.

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, habló de la crisis en Venezuela y pidió que haya una pronta solución: “No quisiera dejar de enviar un mensaje de solidaridad y acompañamiento al pueblo venezolano.

El domingo pasado, los venezolanos le demostraron al mundo más que nunca que están comprometidos con la democracia“, sostuvo.

Y agregó: “Desde el Mercosur reiteramos el llamado a la paz, a la libertad de los presos políticos y a la pronta adopción de un calendario electoral en Venezuela”.

“Reiteramos nuestra disposición a establecer un grupo de contacto para facilitar y mediar entre las partes en conflicto”, subrayó.

El Mercosur se mostró preocupado por la crisis en el país gobernado por Maduro (AFP)

En la reunión, participan los mandatarios de los cuatro Estados parte del Mercosur: el argentino Mauricio Macri, el brasileño Michel Temer, el uruguayo Tabaré Vázquez y el paraguayo Horacio Cartes.

También asisten Michelle Bachelet, presidente de Chile, uno de los países asociados al bloque; y Evo Morales, de Bolivia, en proceso de adhesión plena al Mercosur.

Además, están presentes representantes de Perú, Ecuador, Colombia, Guyana y Surinam -todos ellos Estados asociados-, así como de México, que acude como invitado especial.

En el siglo XXI, el Mercosur es el principal espacio que tenemos para fortalecer las relaciones económicas entre nosotros y con el mundo” con el fin de “proyectarnos” con “una voz“, dijo Macri en la apertura de la sesión.

Se espera que en ella los presidentes aborden la severa crisis política, económica y social de Venezuela, país que fue suspendido del bloque el pasado diciembre por no haber adoptado el marco normativo del Mercosur en los tiempos establecidos.

También está previsto que se analicen asuntos de la agenda comercial del bloque, con el foco sobre el futuro acuerdo de libre comercio con la Unión Europea, el acercamiento a la Alianza del Pacífico y el fortalecimiento de los intercambios internos.

Esta cumbre, la primera que se realiza en un año y medio, Macri traspasará la presidencia pro témpore del Mercosur a Temer.

El encuentro se realiza en un lujoso hotel, a las afueras de la ciudad de Mendoza, 1.000 kilómetros al oeste de Buenos Aires, en medio de un fuerte operativo de seguridad.