Consecuencias de tiroteos en EEUU_”Nunca antes había tenido miedo de ser latina, pero ahora sí”

0
45

La ciudad fronteriza de El Paso está en shock después de que un hombre armado condujera aparentemente casi mil kilómetros para cometer una atrocidad allí.

Vigilia en El Paso

Foto GETTY IMAGES
Sitio cercano a Walmart

“Nunca antes había tenido miedo de ser latina, pero ahora sí”, le dijo a la BBC Ivonne Díaz, de 31 años, con lágrimas en los ojos.

“No puedo creer que haya pasado esto. El Paso es una ciudad de inmigrantes y siempre nos hemos ayudado los unos a los otros”.

En la ciudad, ubicada justo en la frontera entre México y Estados Unidos, a las 10:30 de un sábado de agosto no hay una actividad más común que ir al supermercado.Ese día, miles de personas estaban en Walmart. El estacionamiento estaba repleto de carros con placas estadounidenses y mexicanas.

Se escucharon disparos, que mataron a 22 personas.

“Me preocupa el momento en que salga la lista de nombres”, dice la taxista Carla Karam.”Todo el mundo conocerá a alguien. Todos nos conocemos. Es una ciudad en donde hay seis grados de separación”.

Lo que te sorprende aquí es lo amigables que son.Reciben a los extraños -en algunos casos literalmente- con los brazos abiertos. Abrazan a los periodistas y les dan botellas de agua.
“Estoy tan triste, no sé cómo podremos explicarle esto a nuestros niños. En El Paso somos el tipo de gente que, si vienes de visita, te recibe con las puertas abiertas y te hará sentir que eres parte de la ciudad”, dice Cynthia Chavez, una mujer de 41 años.

Ella cuenta que su hermana justo salió de Walmart cuando ocurrió la balacera. “Estábamos en la carretera cuando nos enteramos. Llamé a todos para ver que si estaban bien”, me cuenta.

Mi nieto de 26 años quedó atrapado en el centro comercial, donde estaba trabajando. Él no está bien. Anoche no durmió. Estamos tan cerca de la frontera aquí, que no consideramos que sean dos países diferentes”.

“Por eso nos duele”.

Jonas Porras, de 19 años, habla del presunto atacante, que es apenas unos años mayor que él.

O’Rourke fue aplaudido por el público cuando hizo un llamado para acabar con la violencia armada junto con los padres de Joaquín Oliver, un joven que murió en el tiroteo masivo de Parkland en 2018.

Ese era el día del cumpleaños de Joaquín.

Unidos en la tragedia, la gente lloraba mientras le cantaba el feliz cumpleaños. Portaban pancartas. Una de ellas decía: “Conmocionados, no quebrados”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.