Bolsonaro contra Corte suprema y la vacuna. Comenta: “pone un aviso de que no se hace responsable por los efectos colaterales”.

0
98

El presidente de Brasil cuestionó al antídoto contra el coronavirus del laboratorio estadounidense .El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, criticó el jueves por la noche la decisión de la corte suprema de tornar obligatoria la vacuna contra el coronavirus al afirmar que no toda la población tendrá acceso a ella y fustigó la inmunización del laboratorio estadounidense Pfizer, de la cual dijo uno puede convertirse en un “yacaré” por sus efectos colaterales.

Bolsonaro _presidente Brasil

Bolsonaro puso en duda la efectividad de la vacunación y de las vacunas que adquirirá el Ministerio de Salud para iniciar la vacunación en el primer trimestre de 2021.

“Con todo respeto al Supremo Tribunal Federal, pero no habrá vacuna para todo el mundo. Ni a fin de 2021 lograremos vacunar a todos”, dijo Bolsonaro en un video difundido a través de Facebook, en el cual fustigó el fallo por 10 a 1 de la corte a favor de la obligatoriedad de la inmunización.

El plan de vacunación incluye la vacuna de AstraZeneca (Oxford), la Coronavac de la china Sinovac y el paulista Instituto Butantan y una pequeña fracción de un acuerdo con Pfizer.

Bolsonaro cargó contra Pfizer porque “pone un aviso de que no se hace responsable por los efectos colaterales”.

“En el contrato con Pfizer está bien claro que no se responsabilizan por efecto colaterales. Entonces uno puede convertirse en un yacaré, en Superman, en una mujer con barba, en un hombre con voz finita. Lo peor es que pase algo en el sistema inmunológico de la gente”, afirmó además en un acto en Porto Seguro, Bahía.

Esto fue interpretado como una mala señal toda vez que Brasil negocia un acuerdo con el laboratorio estadounidense.

De todos modos, el presidente brasileño dijo que está a favor de incluir las vacunas siempre y cuando tengan la luz verde de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa), que hasta el momento no aprobó ninguna ni recibió los informes para registro de ningún laboratorio.

Luego de meses de disputas, el gobierno nacional aceptó a la Coronavac que adquirió el paulista Instituto Butantan por decisión del gobernador de San Pablo, Joao Doria, un ex aliado de Bolsonaro.

Este viernes llegaron al aeropuerto de Guarulhos 2 millones de dosis de Coronavac desde China y ya hay 3.125.000 dosis en Brasil.

“Es la única vacuna lista en territorio nacional”, dijo Doria al recibir la carga.

El estado de San Pablo fijó unilaterlamente la vacunación el 25 de enero para los paulistas pero aun no se sabe si esto chocará con la estrategia del ministro de Salud, Eduardo Pazuello, con el plan nacional que está sin fecha.

Según publicó hoy la revista Veja, el gobernador Doria invitó a darse la vacuna china a tres ex presidentes: José Sarney (1985-1990), Fernando Hernique Cardoso (1995-2002) y Michel Temer (2016-2018). Los tres forman parte de su alianza de gobierno en San Pablo y sería una señal para evitar la desconfianza que las encuestas arrojaron contra el origen de la vacuna china, en sintonía con el discurso de Bolsonaro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.