Arte _Lucía Veiga Lamaison celebra su muestra Caleidoscopio en Museo Azulejo.

0
7

 Lucía Veiga Lamaison, una emergente exponente del arte nacional contemporáneo que divide su vida entre dos vocaciones, la pintura y la actividad científica.

Celebra su  Muestra “Caleidoscopio” y  va a estar hasta el domingo 28 de agosto, y el Museo está abierto de martes a domingo de 12:15 a 17:45.

Museo Azulejo_ Yí 1444
Teléfono: [598] 2902 3332

Lucía Veiga Lamaison, la ciencia y el arte unidos en una misma pasiónLucia veiga Lamaison obra 082016

En ambas mereció respeto y reconocimiento profesional. Su pintura ya se ganó el halago de destacados artistas, que ponderan su perfección técnica en la figura humana y el paisaje.

Su trabajo científico con un master en bioquímica, la llevó a trabajar en importantes laboratorios de Francia y Estados Unidos integrando reconocidos equipos de investigación médica.

En ambas facetas, Lucía se desenvuelve con placer. La artista plástica, ya mostró su arte en diversas exposiciones colectivas, y está realizando actualmente su segunda muestra individual en el Museo del Azulejo, titulada “Caleidocopio”.

Investigadora médica  El costado científico nació primero, al menos formalmente. Realizó una maestría en Biología Celular y Molecular y concretó su proyecto de investigación en el Hospital Saint Louis en París, Francia. El trabajo consistió en el estudio de una proteína que puede tener incidencia en el cáncer mamario.
Luego continuó su labor científica en Los Ángeles, EEUU, donde colaboró en los proyectos de un investigador postdoctoral en la Universidad Caltech, para luego seguir como Investigadora en el área médica en Cedars Sinai Medical Center.Allí realizó estudios sobre cáncer de cerebro y enfermedades relacionadas con el envejecimiento como el Alzheimer. Actualmente se dedica en Uruguay al diagnóstico de enfermedades oncohematológicas.

Obra artística  De vuelta al país, el costado artístico explotó en todo su potencial. Su obra, al igual que su desarrollo profesional como investigadora, refleja la consistencia de trabajos muy estudiados, pero expresados desde una profunda sensibilidad.

Su profesora, Alina Di Natale, la describe destacando su destreza en la figuración y los estudios compositivos que sirven de preámbulo a cada abordaje en tela.

“Se trata de una artista exigente, de gran comedimiento hasta en los más imperceptibles detalles, que nos ofrece una pintura de un estilo moderno fuertemente definido”, dice Di Natale sobre ella, y completa: “Las pinturas de Lucía Veiga Lamaison nunca se alejan de la luz, del sentido del color y la atmósfera que impregnan, y sin embargo no podría decirse que estamos viendo una obra de características exuberantes”.

Elena Rivero Vivodich, ahonda más en el perfil subjetivo de la artista. “Cuando conocí a Lucía Veiga Lamaison, hace muchos años en mi taller, era factible constatar una promesa del arte nacional. Las pinceladas dosificadas con sabiduría y destreza, la gama de matices ensamblados en un hálito de poesía y nostalgia, nos remiten a afirmar que estamos ante un leguaje sutil. Lucía en su obra nos transmite una fineza interior, de sensibilidad, con ojos profundos mirando la vida”, cuenta sobre ella la reconocida pintora uruguaya.

En Caleidoscopio, la exposición que actualmente realiza en el Museo del Azulejo, la artista nos lleva a mundos encantados, donde la figura humana se conjuga con entornos diversos, reales e imaginarios, realzados por una poética envolvente de colores vibrantes y luminosos. Mujeres, mariposas, templos, flores, orugas, se funden entre manchas sin saber por momentos quién es el protagonista.

¿Cómo inicia su faceta artística? Comenzó en 1994, paralelamente con mis estudios de grado, allí comienzo a asistir al Taller de la Artista Plástica Elena Rivero Vidovich durante algunos años. Luego dejé de pintar por más de 10 años, este tiempo incluye el período que estuve en el exterior. En 2013 retomo los estudios de pintura en el Taller Club de Arte con Rodolfo Píriz y luego continúo con mi formación artística con la Prof. y Artista Plástica Alina Di Natale hasta el día de hoy. A su vez asisto a clases Historia y Teoría del Arte con Emma Sanguinetti.

Participé en diversas exposiciones colectivas con los distintos talleres donde me formé; en eventos col y las imágenes que sectivos como “Arte en el Conrad“ en Punta del Este, “Noche Blanca” en La Floresta, y fui inivitada este año como única artista al evento de Roche al día “Salud de la Mujer”. En 2015 realizo mi primera exposición individual en Al pie de la Muralla y en el presente me encuentro presentando mi segunda muestra individual en el Museo del Azulejo.

Cuando me puse a pensar el nombre de la muestra, miré todos los nombres en su conjunto y me imaginé un caleidoscopio ya que no es una temática en particular y las imágenes que se pueden formar son infinitas y muy coloridas. Busqué hacer una muestra interactiva, que no fuera sólo mostrar las pinturas, y para ello incluí caleidoscopios hechos especialmente, que están forrados con algunas de las obras presentadas, y las imágenes que se forman tienen los colores de la obra. A su vez, la exposición incluye un video, donde se ven dos de las obras que por algunos momentos se transforman en imágenes que serían las que vemos en un caleidoscopio. El Caleidoscopio es un instrumento que nos permite jugar y entrar en un mundo de magia y fantasía.

Como técnica utilizo el acrílico y en esta muestra, en algunas de las obras, utilicé una técnica mixta simulando azulejos por medio de la transferencia de imágenes. La transferencia fue una de las técnicas utilizadas para decorar azulejos. De esta manera busqué vincular la muestra con el lugar.

fuente  _www.facebook.com/artistaLuciaVeigaLamaison/#   y   la republica

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.