AméricaLatina _el invisible y descontrolado uso de “drogas de la violación” .Droga GHB.

0
14

La mayoría de víctimas de quienes usan las “drogas de la violación” tiene entre 16 y 25 años. Los casos son más frecuentes en discotecas y festivales.

Pese a la alerta de la ONU sobre el incremento en el uso de las “drogas de la violación”, este sigue siendo un problema creciente en la región; ya desde el año 2010.

Esta historia comienza con una mujer despertando desnuda al filo de la cama de un hotel al que no recuerda haber entrado. La drogaron en una fiesta y su memoria es una nube oscura.

El único recuerdo que le queda de la noche anterior es su propio cuerpo, en el que todavía son visibles las huellas de la violación.

El drama de esta mujer, que muchas veces es apenas una adolescente, es cada vez más común de un extremo al otro de América Latina.

“Sólo en Ciudad de México, más de 300 mujeres son violadas al año en completo estado de narcosis, y la cifra es cada vez mayor”, asegura Laura Martínez, la presidenta de la Asociación para el Desarrollo Integral de Personas Violadas (ADIVAC), la única institución civil que atiende los casos de violencia sexual en México.

“En promedio analizamos casi una denuncia por día (…) es notorio que el uso de sustancias que facilitan la violación va en aumento”, señala. En la gran mayoría de casos las víctimas no llegan a los 25 años.

Díaz es también catedrático en el Instituto Tecnológico de Monterrey y advierte que existe “un catálogo cada vez más amplio de sustancias sicotrópicas” que se usan para cometer abusos sexuales.

El efecto que se busca en la víctima es siempre el mismo: quebrar su voluntadhasta convertirla en un juguete de su agresor. Un juguete que no tendrá memoria del ataque.

Las benzodiazepinas son drogas de efectos sedantes e hipnóticos que en dosis reducidas se recetan con frecuencia a pacientes que sufren de estrés, crisis nerviosas, somnolencia y ansiedad.

Los medicamentos que contienen benzodiazepina se pueden conseguir fácilmente pese a que requieren receta médica

Benzodiazepina

Y en Latinoamérica una de las nuevas drogas silenciosas es el GHB.

Su denominación científica es ácido Gamma-hidroxibutirato, un nombre tan complejo como difícil resulta detectarlo. Tiene usos médicos en el tratamiento de la dependencia al alcohol, pero sus usos ilegales son frecuentes y más célebres.El GHB no tiene olor ni color y basta con mezclar dos o tres gotas en la bebida de la víctima para que ésta quede a disposición del agresor.

GHB

Unicef: una de cada diez niñas sufre abuso sexual

La poca información que existe en la región resulta incompleta o fragmentada y casi siempre depende de iniciativas ajenas a los gobiernos.

En Colombia el último informe se desarrolló en la Universidad Nacional tras reunir reportes del Grupo de Élite de Delitos Sexuales entre junio de 2013 y marzo de 2014.Sólo en Bogotá se denunciaron 184 agresiones sexuales de las cuales 53 fueron facilitadas por drogas. Casi la tercera part

La mayoría de “drogas de la violación” se eliminan del organismo en menos de 12 horas. Luego, la única manera de detectarlas es con un examen capilar que se realiza en centros especializados.

Este proceso es más largo, requiere la elaboración detallada de la historia clínica del paciente y en muchos casos la víctima debe de pagarla.

Los efectos de las drogas pueden durar más de 8 horas. Muchos describen el comportamiento de la víctima como el de un “zombie” a órdenes de su agresor.

“Nunca pierdas de vista tu copa”

Las “drogas de la violación” deben ser ingeridas para surtir efecto.”Es un mito que con el simple contacto o roce uno pueda resultar drogado. Ninguna de estas sustancias actúa de esa manera”, afirma el toxicólogo español Emilio Mencías.

“Que abran la botella delante tuyo”,

es otro consejo que todos, especialmente las mujeres, han escuchado alguna vez.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.