Planta purificadora :Lazo de amor o cinta o malamadre o araña.

0
29

Una de las plantas de interior más comunes, sin duda, es la cinta, que muchos conoceréis como malamadre, araña o lazo de amor. Para los que no os suene, es esa planta de hojas con forma de tiras y una banda clara en el centro de las mismas.

Originaria de Sudáfrica, las lazos de amor (o cinta) se caracterizan por ser plantas tropicales y tener una altura máxima de 24 (60,96 cm); además, les va muy bien en interiores con luz solar parcial (indirecta) y aire fresco. Se propagan por sí mismas y, si las cuidas correctamente, pueden durar por generaciones.

Propiedades de la malamadre

La NASA realizó una investigación hace bastantes años para demostrar la capacidad de las plantas de limpiar el aire en condiciones de lo más extremas, incluso en el espacio. No sé si esta última parte quedó tan clara como se esperaba, lo que sí se probó y se publicó fue un estudio con las plantas purificadoras del aire más potentes. En este enlace encontraréis el top 5, aunque no podemos tratar este tema dejando de lado la maravillosa planta a la que dedico este post: la malamadre.

Pues bien, las cintas o lazos de amor son especialmente eficaces a la hora de eliminar contaminantes tan peligrosos y nocivos como lo son el monóxido de carbono y el xileno.

– Monóxido de carbono (CO): este gas inodoro e incoloro proviene de la combustión de gases, gasolina, carbón, tabaco… También es producido por chimeneas, calderas, calentadores, calefactores, estufas… o por el motor de los coches. Es muy tóxico, silencioso y respirado en niveles excesivos puede provocar la muerte.

– Xileno (C6H4(CH3)2): según la Wikipedia, el xileno se encuentra “en los gases de coque (o de alumbrado)”, en los gases obtenidos en la destilación seca de la madera y en algunos petróleos”.

De cualquier forma, aunque estos componentes son bastante peligrosos, tampoco conviene alarmarse pues generalmente la cantidad que puede haber de ellos en el aire de nuestras casas es mínimo.

Aún así, ¿si tan malos son por qué no eliminarlos aunque sea al máximo posible? De ahí que me guste tanto llenar mi casa de plantas purificadoras, y no lo digo solo como amante de las plantas.

 Cuidados de la malamadre como planta de interior

 Es superfácil de cuidar y muy muy resistente.Se puede cultivar en exteriores siempre y cuando el clima sea cálido y las temperaturas no bajen de los -2ºC.

Ahora bien, cuidado con su desarrollo pues es bastante invasiva.  No obstante, yo os recomiendo resguardarla en el interior de casa para así, además, llevar la naturaleza a cualquier rincón del hogar y aprovechar sus beneficios.
Esta colgante es la elección perfecta para las estancias más húmedas, es decir, la cocina y el baño.

Si os gusta y queréis aprovechar sus propiedades, podéis tener en cuenta estos cuidados:
– Luz indirecta.
– Pulverizar de vez en cuando las hojas, sobre todo cuando las temperaturas son altas. De cualquier forma, estas nunca deben de ser inferiores a los -2ºC o superiores a los 30ºC.
– Riego en invierno: una vez por semana.
– Riego en verano: dos o tres veces por semana.
– En primavera y verano se debe enriquecer el agua de riego con un abono líquido cada quince días.
– Cuidado con las cochinillas, las arañas rojas y los pulgones, posibles plagas que atacarán tus cintas.
– También le afectan los golpes de calor o el uso de abrillantadores.
– Si quieres producir nuevas plantas, puedes trasplantar los hijuelos u optar por la división de la mata, posible gracias a sus raíces compactas.

-Periódicamente arranca las hojas marchitas o quebradizas. Para ello, rasga la hoja justo por debajo del punto en el que es de color marrón o frágil (no toda la hoja). Quitarlas a mano permite que la parte sana de la hoja continúe recibiendo aire y luz del sol, algo que a veces se daña por recortarla con tijera de jardinería o alicates de planta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.